-

La lluvía nos puede fastidiar el espectáculo

La lluvía nos puede fastidiar el espectáculo 3

La lluvía se ha convertido en el instruso que nadie quería en este gran final, porque las gotas han caido sobre la pista de tierra batida de Roma y, de momento, han obligado a retrasar el partido entre Rafa Nadal y Novak Djokovic, la revancha de la final de Madrid.

Novak Djokovic quiere continuar con su impresionante racha que está llevando esta temporada, aunque el retraso, incluso el aplazamiento del partido para mañan, le vendría perfecto, para descansar más, ya que su semifinal ante el escocés Andy Murray fue de un desgastes físico impresionante.

Así que Rafa Nadal y Novak Djokovic estarán toda la tarde mirando al cielo y esperando que la organización encargada de realizar el Masters 1000  de Roma tome una decisión acertada, no hay que olvidar que antes deberá disputarse la final femenina entre Samantha Stosur y María Sharapova, por lo que la final será de noche.

También te puede interesar:   Casillas e Iniesta nos hacen campeones del mundo

Lo último...