-

La importancia de los sistemas de retención infantil en carretera

Contínuamente vemos campañas de seguridad vial que nos recuerdan lo importante que es no correr, mantener la distancia de seguridad, llevar el cinturón puesto, no beber si se va a conducir… Pero hay un elemento que puede salvar vidas y no se le da tanta importancia. Los sistemas de retención infantil pueden evitar pérdidas innecesarias.

La importancia de los sistemas de retención infantil en carretera 5

Chicco, empresa líder en productos enfocados al bienestar de los bebés, ha realizado un test junto con el RACE que demuestra que un bebé sin protección dentro de un coche que choca a 64 km/h, velocidad estándar de los choques frontales en los crash-test, recibe el mismo impacto que en una caída desde un tercer piso.

Se acerca la Semana Santa, y para ello, Chicco ha preparado una lista de recomendaciones que debemos seguir si vamos a viajar con pequeños en el coche. En primer lugar, hay que elegir la silla adecuada. Hay cinco clasificaciones según el peso del pequeño.

  • Clase 0: de 0 a 10 kg
  • Clase 0+: de 0 a 13 kg
  • Clase 1: de 9 a 18 kg
  • Clase 2: de 15  a 25 kg
  • Clase 3: de 22 a 36 kg

En segundo lugar, hay que montar correctamente la silla en el coche, con los anclajes ISOFIX. Chicco recomienda instalarla en la banqueta trasera, preferiblemente en el asiento central o en el derecho. También es muy importante colocar adecuadamente el cinturón de seguridad, sin que éste oprima demasiado el pecho del niño para evitar lesiones en el caso de un posible accidente.

También te puede interesar:   Alpina B7 2009, boceto del Serie 7 corregido y aumentado

La importancia de los sistemas de retención infantil en carretera 6Otras recomendaciones que da la empresa son realizar paradas durante el viaje para que el niño pueda descansar; evitar tener objetos en el habitáculo que puedan ser peligrosos en caso de desaceleración; impedir que el niño coma alimentos que lleven un palo, tales como piruletas o helados, para evitar lesiones en un frenazo o en un choque; comprobar que la temperatura de la silla sea la adecuada si se ha dejado el coche en la intemperie; y finalmente, lo más obvio de todo: vigilar contínuamente el niño durante el viaje y no dejarlo solo en ningún momento.

También te puede interesar:   Los coches se suman al estrés matutino: Los Fiat 500 en el metro de Berlín

Por último, es importante que las sillas que se compren no sean de segunda mano, porque puden haber sufrido un frenazo o un choque que haya alterado su estructura interna, de modo que en caso de otras circunstancias parecidas, podría no poteger al niño adecuadamente. Una de las más nuevas e innovadoras es la sillita Key 1 Isofix, con tres puntos de anclaje y una capa gruesa que absorbe gran parte del impacto.

Más información: Baby Car Safety – Chicco

Lo último...