Los adultos tendemos a recordar a nuestros juguetes de la infancia con cierto aire (por no decir huracán) de romanticismo. Las piezas de lego, los muñecos Action Man, las Barbies, o esa simple pelota que tanto habíamos chutado y que un sábado por la tarde rompió la lámpara preferida de nuestra madre, todo recuerdos. Como ya debéis estar imaginando nuestro post de hoy tratará sobre juguetes, pero unos juguetes muy especiales, los juguetes más caros del mundo.

¿Recordáis ese osito de peluche al que dormías abrazados todas la noches? Una empresa alemana, para conmemorar el 125 aniversario del peluche Teddy Bear (Oso Teddy), ha confeccionado una exclusiva colección de 125 ejemplares en los que la boca está hecha de oro macizo y los ojos de zafiros y diamantes. Aunque el abrazo de un peluche no tiene precio, si queréis que este acaricie a vuestros hijos (o a vosotros) deberéis desembolsar 193.000 dólares.

Muchas niñas de todas las generaciones han dedicado largas tardes a jugar con su Barbie y su Ken (el novio / marido de la muñeca). Buena prueba de ello es que la rubia (aunque a veces también aparece morena) no pasa nunca de moda y mantiene su juventud eterna también entre su público. La Barbie más especial es, probablemente, la diseñada por la empresa De Beers que se realizó para conmemorar 40 aniversario del nacimiento de la muñeca. Esta morena (que no rubia) viene acompañada de un vestido del que prenden 160 diamantes y cuyos complementos son de oro. ¿El precio? 85.000 dólares.

Los más nostálgicos recordarán con cariño su primera Game Boy de Nintendo y las largas partidas de Tetris que en ella realizaban. Sobretodo ahora que el mercado está saturado por otras consolas con unas prestaciones mucho más potentes. Pero muy pocos, por no decir nadie, habrán jugado en una Game Boy cuya carcasa es de oro de 18 quilates y cuya pantalla está rodeada de diamantes. Esta consola se comercializa a partir de 25.000 dólares y seguro que pintará de oro los recuerdos de los más nostálgicos.

También te puede interesar:   Colección limitada de coches McLaren de lujo