-

5 indicadores que conviene vigilar para gozar de una buena calidad de vida

Uno de los principales objetivos de las personas, con la llegada de un nuevo año, es empezar a cuidarse y disfrutar de una vida más sana. Dejar de fumar, practicar más ejercicios o seguir una dieta equilibrada suelen ser propósitos habituales en esta época del año. Pero además de esto, es importante llevar un control más exhaustivo sobre algunos de los principales indicadores de salud. Controlar estos indicadores nos permite prevenir e identificar patologías que pueden ser muy dañinas para nuestra salud. Veamos a continuación los indicadores de los que estamos hablando.

Presión arterial

Para saber si el índice de presión arterial está en la cifra correcta, son fundamentales dos factores: la presión sistólica (la presión máxima que se alcanza en la pared de las arterias en la fase de contracción del corazón), y la presión diastólica (presión de las arterias durante la fase de relajación cardiaca). Ambas indicarán si hay una variación en los niveles de presión sanguínea. Una variación en estas cifras podría ser un síntoma precoz de hipertensión, que se da cuando los niveles de la presión sistólica se encuentran a partir de 140 mm Hg y diastólica a partir de 90 mm Hg. Si no se presta la atención suficiente, la hipertensión puede dañar las arterias, y con el tiempo llega a desembocar en: aneurisma, enfermedades más graves en las arterias coronarias, o incluso en una insuficiencia cardiaca o accidente cerebrovascular.

Glucosa

El mejor momento para medir este índice es por las mañanas antes del desayuno, donde los niveles normales de glucosa se tienen que situar entre los 70 y 100 mg/ dl y en menos de 140 mg/dl después de cada comida. Si, por el contrario, los niveles de glucosa en sangre se sitúan entre 100 y 125 mg/ dl y después de las comidas entre los 140 y 199 mg/dl, puede ser señal de un desequilibrio en los niveles de insulina, y por lo tanto, el cuerpo se puede encontrar en un estado prediabético. Por su parte, cuando los niveles de glucosa están por debajo de 55 mg/ dl, se entra en un estado de hipoglucemia.

También te puede interesar:   El huevo de Novak Djokovic

Colesterol LDL/HDL

En España el número de personas con colesterol alto no deja de crecer, siendo los hombres entre 45 y 54 años quienes más padecen esta enfermedad crónica. Según los últimos datos registrados en la Encuesta Nacional de Salud, en España hay 674.900 afectados.

También te puede interesar:   Juega al futbolín con Audi

El colesterol generalmente se mide en miligramos (mg) de colesterol por decilitro (dl) de sangre, y un nivel demasiado alto de colesterol LDL en sangre puede formar una placa, estrechando las arterias y obstruyendo la circulación normal de la sangre. No llevar un control en los niveles de colesterol puede desembocar en enfermedades y accidentes cardiovasculares. El nivel idóneo de colesterol LDL es inferior a 100 mg/dL, situándose el límite en un máximo de 159 mg/dL.

No obstante, hay que tener en cuenta que existe la tendencia a creer que todo colesterol es malo, y, en realidad, es una sustancia grasa natural presente en todas las células del cuerpo humano, necesaria para el perfecto funcionamiento del organismo. Los niveles de HDL que se relacionan con un aumento del riesgo cardiovascular son < 40 mg/dl en los hombres y < 48 mg/dl en las mujeres.

Triglicéridos

Un nivel de triglicéridos normal se sitúa en menos de 150 mg/dl, aunque lo habitual es que se sitúe en un rango de 150 a 199 mg/dl. Aunque habitualmente se relaciona más el colesterol con el riesgo a padecer enfermedades del corazón, lo cierto es que los triglicéridos son un indicador fundamental que alerta de enfermedades cardiovasculares. La diferencia entre ambos es que los triglicéridos almacenan las calorías no utilizadas y proporcionan energía al cuerpo, y el colesterol se utiliza para construir células y ciertas hormonas.

También te puede interesar:   Aumenta el precio de las mascarillas hasta un 700% a causa del coronavirus

Índice de masa corporal (IMC)

Se trata de una herramienta que relaciona la estatura y el peso para estimar la cantidad de grasa corporal que tiene una persona. Según la Organización Mundial de la Salud, tener un IMC elevado es un factor de riesgo para padecer patologías cardiovasculares, accidentes cerebrovasculares, diabetes, trastornos del aparato locomotor e incluso algunos tipos de cáncer (hígado, próstata, o endometrio, entre otros). Se estima que un IMC saludable es el que se sitúa entre valores de 18,5 y 24,9. Tener un índice de masa corporal superior al 24,9 puede derivar en obesidad, enfermedad que va en aumento en España, afectando a un 17,4% de la población adulta y siendo más frecuente en hombres (18,2%), tal y como recoge la última Encuesta Nacional de Salud.

También te puede interesar:   Cómo nació el baloncesto y por qué practicarlo

Lo último...

Día Mundial Sin Tabaco, ¿te animas a dejarlo?

El próximo domingo día 31 de mayo, se celebrará el Día Mundial sin Tabaco, un día que pretende recordar los riesgos que tiene este...

El Día Mundial sin Tabaco: 58% de los que intentan dejarlo, no lo logran

El próximo domingo se lleva adelante el Día Mundial sin Tabaco. Una cita que busca recordar los riesgos que conlleva el consumo de tabaco...

Teletrabajo, ¿cómo nos está afectando?

Muchas empresas adoptaron el teletrabajo de forma precipitada debido a la pandemia causada por el Coronavirus, una medida temporal que parece que se alargará...

Teletrabajo, retos y oportunidades para colaboradores y empresas

Debido al problema sanitario causado por el Covid-19, muchas empresas se vieron en la situación de ofrecer a sus trabajadores la opción de teletrabajar...

Spotify presentó en exclusiva XRey, un podcast sobre la historia del rey emérito

Spotify, la plataforma más popular de audio en streaming estrenó hoy XRey, una serie de podcasts que cuenta la historia desconocida del hombre más...