Hoy sí que promete un gran día

amstrong-subiendo

Por fín llega la alta montaña, por fin tenemos espectáculo por delante, y por fin los grandes ciclistas, los llamados a ganar el Tour de Francia del 2009 moverán ficha, porque no puede ser que la gente se conforme con el puesto que ocupe, que por respeto al equipo Astana no se muevan y vayan todo el rato rodando juntos, como si fueran un grupo de amigos que salen a pasear con la bicicleta todos los días.

Hoy se tienen que mover todos, nadie puede reservar fuerzas, porque lo siguiente es un día de descanso y ya se piensa en la contrarreloj, por lo que Alberto Contador es el primero que tiene que irse solo para arriba, Carlos Sastres y los hermanos Schleck, quizás el Saxo Bank puede tener la mejor estrategia, no pueden perdonar ni un segundo, mientras que Cadel Evans y Dennis Menchov son aunténtica duda.

La llegada de la montaña deja en anécdota lo que pasó ayer con el equipo Columbia, que no solo impidió que Hincapié consiguiera vestirse de amarillo, sino que Mark Cavendish fue relegado al último lugar, por lo tanto no sumó puntos de la regularidad, y todo por hacer una maniobra prohibida en la línea de meta.

Ir arriba