Helikar, el primer coche volador español

Helikar

Aunque España nunca ha sido un gran productor de coches mecánicos, la aparición en escena de variantes de vehículos en todo el mundo ha dado a los ingenieros nacionales la posibilidad de demostrar su imaginación y conocimientos en este campo. Por eso, no podemos dejar de mencionar en estos tiempos lo que sucede con la presentación del primer coche volador español, como es el caso del Helikar.

Este vehículo, uno de los más importantes que se han desarrollado en la gama de los voladores dentro de todo el territorio de España, es un producto realizado por Carlos Mancilla, un joven ingeniero que en estos momentos busca dos millones de euros para cumplir su sueño, que no es otro que podemos realizar una producción del coche para venderlo luego en todo el mundo.

Este estudiante madrileño de 25 años se viene dedicando en los últimos tiempos, y casi de forma exclusiva, al diseño del que muchos consideran el primer coche español volador que se ha termina de construir efectivamente en el territorio nacional, que cuenta con la capacidad de recorrer una distancia de aproximadamente 500 kilómetros en menos de dos horas, y sin necesidad de repostar.

Lo curioso del caso es que, de acuerdo a lo que el propio protagonista de la historia ha mencionado, considera que sus mejores clientes serán en efecto, los empresarios que no quieran tener que recorrer las calles de las transitadas ciudades, sobre todo en aquellas capitales o localidades importantes en las que un atasco les puede significar ser secuestrados, un modus operandi muy común en ciertos países del mundo.

Incluso, la famosa película Blade Runner ha sido una de las grandes inspiraciones del hombre, que por estos tiempos ha señalado que aunque su idea era hacer primero un sólo coche y venderlo en un millón de euros, ahora está dispuesto a rebajar esa cifra a un cuarto de la misma y buscar inversores para continuar con su producción.

Ir arriba