Güorjamer (40.000 pelas)

xv8_sm.jpg
– Mmm, hola.

– Hola, ¿qué deseas amigo?

– Pueees… es que, verás, ví el catálogo este de Warhammer 40.000 y pensé que… no sé…

– Ajajá. ¿Quieres iniciarte en el juego, eh?

– La verdad es que no. Es para mi hermanito.

– Ya, ya… eso dicen todos. A ver, ¿tienes la caja base?

– No. ¿Cuánto cuesta?

– Unos 50 euros, tío.

– Oh, fantástico. Creo que me la llevaré. A mi hermano le va todo eso del futuro y el espacio y…

– Muy bien. Pero necesitará pinturas.

– ¿Eh?

– Las miniaturas están sin pintar. Todas.

– Es decir, ¿están todas grises? ¿Las tengo que pintar yo?

– Sí. Es muy fácil. Tenemos por aquí un tomo de 140 páginas con ejemplos…

– ¿Cúanto valen las pinturas?

– 25 euros. Incluye 9 colores, aunque su uso depende de las expansiones… por ejemplo, las tropas de élite del imperio Tau gastan mucho Naranja Tóxico. Los orcos, Verde Musgo. Y el Negro Espacial se gasta como agua.

– Ahhm. ¿Y si no las pinto?

– ¡No diga insensateces, por Horus! Todos se reirían de usted. Si quiere se las pintamos por sólo 50 euros.

– Creo que primero me familiarizaré con el juego, gracias… ¿cuánto le debo?

– Cincuenta. Pero oiga, ¿no pensará usted que con la caja base es suficiente, verdad que no?

– Eee…

– Sólo incluye una pandilla de Eldar Oscuros Chaperos, un batallón de Marines Espaciales de las Chabolas, una Hormigonera del Caos , dos esquinas de palacios derrumbados y una palmera.

– ¿Y eso no basta?

– Claro que no. Lo que mola es que usted se compre primero nuestra revista mensual, digamos una suscripción por un año, ¿vale? Luego los libros y los cómics. Acto seguido, elige usted la raza que más le gusta… ahora mismo están muy de moda los Tau, pacíficos y…

– ¿Cuánto vale… mmm… ese escuadrón de orcos?

– 25 euros. Escúcheme, los orcos no molan. Los orcos son para los perdedores.

– Yo no lo sabía… ¿y ese bicho de ahí arriba?

– Ahhhh… ahora sí que nos entendemos. Este es el Carnifex de los Tiránidos. Imparable en el campo de batalla. 30 euros.

– ¿Sin pintar?

– Sin pintar, correcto.

– La verdad es que yo sólo tengo 80 euros…

– Puf. Con eso es mejor que corra a esconderse. A menos que…

– ¿Sí?

– Bueno, tengo una oferta de un chico que se cansó del juego (ahora prefiere los juegos de cartas): cuatro batallones de carnaza Imperial más el juego base, un monte de plastilina cubierto de musgo artificial y un pelotón de Marines del Caos pintados de rosa («El Terror de Pinky»). Se lo dejo por 85 euros.

– …

– ¿Y bien?

– ¿Cuánto vale el ajedrez que tiene ahí debajo?

Fuente: La Cosa Húmeda.

Ir arriba