Unas vacaciones teóricamente idílicas se pueden convertir en una historia surrealista en cuestión de segundos. Esto le pasa a Musgo cuando intenta conseguir su sueño de pasar las vacaciones en una cabaña en el bosque. Su llegada trastoca sus vidas y las de los habitantes del pueblo de Nenúfares.

La tercera novela de Ana Manrique, es una novela surrealista. “Estas cosas pasan “se dice y las cosas que pasan son sorprendentes, impensables, inconformistas, poco convencionales y, definitivamente, muy divertidas.

“Estas cosas pasan “es como como unas vacaciones idílicas se pueden convertir en algo impensable o como un plan sin pies ni cabeza puede llegar a alguna parte. El profesor Musgo, un catedrático retirado, mata sus horas recreando el sueño de toda su vida: una cabaña en el bosque. Llevado por el aburrimiento de la jubilación, elabora un plan rocambolesco para pasar unas vacaciones gratis con su mujer, en un lugar idílico y olvidado, el pueblo de Nenúfares.

Y Nenúfares no es un pueblo demasiado normal. En este pueblo encontramos la conjunción de unos personajes singulares como Severo, el alcalde, Simón, propietario del único bar, el Jipi, un yuppie renegado, el Loco, que corre desnudo por el pueblo aullando por las noches; Leocadia, actriz retirada que se esconde allí del mundo, el furtivo, que da miedo y Nicolás con su vaca ciega.

La relación entre los recién llegados y los habitantes del pueblo, conducen por una trama llena giros insospechados y unos diálogos que hacen reír. “Estas cosas pasan “es una de esas lecturas ligeras, amenas y llena de pequeñas historias que no puedes dejar de leer y que te sorprenden con cada página.

También te puede interesar:   ¿Cómo escribe Pérez-Reverte sus novelas?

Un libro divertido, sarcástico, delirante, y a la vez, entrañable. El libro sorprende al lector tanto por giros que toma una trama que inicialmente podría parecer inocente, como los personajes, ya sorprendentes por sus nombres elegidos expresamente por la autora porque tienen doble sentido.

“Estas cosas pasan “es dinámico, divertido, sarcástico, contundente, algo gamberro, algo cruel, alejado de convenciones y altamente recomendable para pasar un buen rato en el pueblo de Nenúfares.

Fuente: udl libros