Hyundai Equus hermes

Supongamos que somos altos funcionarios de una automotriz de las más importantes del mundo, y como tenemos intención de que uno de nuestros vehículos se convierta en un referente de la exclusividad en todo el planeta, comenzamos a buscar entre las firmas de lujo, alguna que pueda encargarse de los accesorios de nuestro prototipo. Sin dudas, Hermes sería una de las que contaría con mayores probabilidades.

De seguro algo parecido han pensado los creadores de Hyundai, quienes no tuvieron mejor idea que pedirle a la marca de lujo francesa, que se encargue de cada uno de los detalles de la línea Premium de su automóvil Equus, el cual de hecho ha sido presentado en el Salón del automóvil de Seúl 2013, con algunas novedades más que interesantes sobre su versión standard, como era de esperarse.

Hay que destacar, además, que de acuerdo a la palabra mediante un comunicado oficial de los ingenieros de Hyundai, la nueva Equus llevó dos años de estudios y pruebas, incluso antes de ponerla en manos de los especialistas de Hermes, quienes luego se encargaron de cada una de las piezas de su interior, entre las que destacan los varios tipos de cuero que se han seleccionado para sus asientos.

Incluso, se señala que en cada uno de los apenas tres Hyundai Equus que vayan a comercializarse en el mundo entero, todas las piezas fueron hechas a mano por los artesanos de Hermes, y que los detalles han sido perfectamente complementados, gracias a la utilización de una consola central diseñada en base al interior de los aviones de pasajeros de primera clase de algunas de las firmas aéreas más importantes del mundo, incluso espacio para portavasos, una manta y hasta agua.

También te puede interesar:   Las lujosas viviendas de Wimbledon

En este sentido, es de señalarse también que estos únicos tres prototipos diseñados por la firma coreana, no serán ni siquiera vendidos de forma tradicional, sino que se espera que sean subastados o entregados a algún afortunado de otro modo, dado que su principal objetivo era el de poder demostrar lo que una alianza entre Hyndai y Hermes podía llegar a lograr.