-

España rompe la historia

10.jpg

Italia preparó su partido y España el suyo. España intentó atacar, tener el balón, crear ocasiones, pero Italia tenía preparada su entramado defensivo, su orden táctico los 120 minutos, para asegurarse al menos los penaltys, donde confiaban en su gran Buffon. Pero alguien se metió por medio, alguien rompió el malefició de cuartos e hizo justicia con el futbol desarrollado en el campo: Iker Casillas. Demostró que es el número 1. Paró un penalty imposible a De Rossi y otro a Di Natale.

Por fín, justicia. España fue mejor, lo intentó con el toque de Iniesta y Xavi, y el gol no llegaba, Luis los cambió por Cesc y Cazorla (qué grande Cazorlita) buscando algo diferente, pero tampoco hubo manera. Italia había puesto un muro. Afortunadamente España no se dejó sorprender, entre Ramos, Puyol y Marchena secaron a Toni, Cassano y alguno más. Iker no trabajó demasiado, salvo en dos ocasiones de Camoranesi y Di Natale de cabeza. Y Silva y Senna, los mejores sobre el campo los 120 minutos, dieron la pausa necesaria al partido, no rifaron un balón, y robaron una infinidad de ellos. Pero no conseguimos ese gol. Ni en la prorroga donde la azzurra había ya perdido la esperanza y se aferraba a los penalties. Pero, la suerte, los dioses o lo que sea, pusieron justicia.

Esta vez, hubo fé, hubo un porterazo y unos jugadores que no temblaron sobre lso 11metros (¡Animo Güiza!), Cesc tiró el penalty, y España estará en semifinales, para mi sera mi primera vez. Podemos!

También te puede interesar:   Alemania, primera final
También te puede interesar:   El apoyo al balonmano español

Lo último...