-

España le da una lección a China

espana china pau gasol yao mingEl mal partido que podía tener España en estas Olimpiadas ya lo ha tenido, y lo mejor de todo que ha conseguido vencer a China en un encuentro donde todo se ponía en contra, y es que no se veía a ningún jugador aparecer, mientras que los chinos vivían de sus triples y de la intimidación de Yao Ming, aunque no podemos olvidar la ayuda de los señores colegiados que dieron la nota discordante en muchos tramos del partido, a pesar de todo eso la suma es una victoria de los hombres de Aíto que han superado.

Pau Gasol fue uno de los que revolucionó y cambió la dinámica del encuentro, entre otras cosas porque en el último cuarto y cuando su selección iba por 14 puntos por debajo llegaron sus mejores momentos, plasmados en un gran mate nada más comenzar los últimos diez minutos, aunque todos los galones hay que dárselo a Ricky Rubio que no se cansó de meter la mano a los rivales, consiguiendo cinco recuperaciones y provocado inumerables errores, pero sobretodo la clave fue la última jugada que atacaba China, ya que enrabietado por haberle señalado una falta en contra, no pitarle una falta en ataque a sus rivales, fue capaz de llegar y provocar el saque de banda, después Rudy Fernández no machacó la remontada y se tuvo que ir a la prórroga, por cierto antes se podía haber señalado un 2+1 que hubiese supuesto la quinta de Yao Ming.

En la prórroga llegó el dominio español, y el juego que se esperó durante todo el partido, y la quinta falta de Yao Ming, que parecía que nunca iba a llegar, pero al final el gigante chino se tuvo que ir al banquillo y su selección acabó perdiendo por 10 puntos.

También te puede interesar:   La crisis beneficiará a Madrid 2016, según Gallardón
También te puede interesar:   Cuatro años, cuatro victorias españolas, ¿y no se saben el himno los franceses?

Lo último...