-

Empate en San Mamés con trifulca incluída

Empate en San Mamés con trifulca incluída 3Athletic 1- 1 Anderlech

Dejando a un lado la refriega previa y posterior que se lió en el césped de San Mamés entre «aficionados» de ambos equipos, y que empaña la grandeza de un deporte como el fútbol, anoche el Athletic mereció ganar más que un punto en el primer partido de dieciseisavos de final.

Comenzaron un tanto amansados los leones, con el Anderlech ejerciendo de domador en circo ajeno, y poniendo todo el espectáculo en manos de un pequeño cachorro de 16 años llamado Lukaku. Sólo le bastó con contener algunas envestidas athleticas que no llegaban a nada, Llorente, entre otros, no estuvo demasiado fino.  Entonces llegó Biglia en el 37  y marcó el primer gol aprovechando un fallo de Gorka Iraizoz.

En la segunda parte por fín apareció la garra de los leones que tan lejos les está llevando y acorralaron al Anderlech en su terreno comenzando a crear ocasiones. Aún así todavía hicieron falta un par de cambios, entraron Muniaín por Yeste y Susaeta por Gurpegui, para que llegase el gol. Precisamente en las botas de Susaeta se gestó un gol que se paseó por delante de la portería hasta que San José decidió empujarlo hacia adentro. Balón a la red, y fiera amansada, al menos en parte, porque hacia el final Lukaku dio el susto con un balón al palo.

Lo que pasó después del pitido final no merece la pena ni contarlo. Esperemos que la Uefa se encargue bien de ello.

También te puede interesar:   Ni Kaká ni Ibrahimovic estarán en el Santiago Bernabéu
También te puede interesar:   Kaká aparece con dos goles, pero no es suficiente

Lo último...