-

El Sevilla pierde el pase a cuartos en los penaltis

sevilla

La noche prometía mucho en el Sánchez Pizjuan, pero la alegría se convirtió en tragedia. El Sevilla comenzó el partido arrasando y apabullando a un Fenerbahçe que parecía acobardado. A los tres minutos Daniel Alves inauguraba el marcador con un potente disparo y un poco de ayuda del meta turco Demirel. Tan sólo 5 minutos después con Diego Capel desquiciando en la banda a los de «Zisco», Keita marcó el 2-0 que hizo volar a los aficionados.

Pero entonces el Fenerbahçe reaccionó y comenzó a dar otra cara. En un despiste de la defensa local llegó el tanto de Deivid. Con el 2-1 en el marcador, los de Manolo Jiménez siguieron empujando y vieron puerta una vez más, esta vez de la mano de Kanouté que rubricaba el tercero antes del descanso. Y después del descanso llegó el infierno, gol de Deivid y empate en la eliminatoria, 5-5.

Poco pudieron hacer en la prorroga y con el mismo resultado llegaron a la tanda de penaltis, y ese portero al que le colaron dos goles en 10 minutos de repente se convirtió en un muro infranqueable. Hasta tres penas máximas paró Demirel: a Escudé, Alves y Maresca.

Resultado: el Fenerbahçe vuelve a Turquía con un héroe nacional y el pase a cuartos, y el Sevilla se queda a las puertas del pase a cuartos con la sensación de que pudo hacer más.

También te puede interesar:   A resolver en casa

Lo último...