El próximo Cadillac Presidential Limo, de pruebas en Estados Unidos

Presidente nuevo, limusina nueva. El próximo mes de Noviembre se celebran las elecciones generales en Estados Unidos. Como habrá relevo seguro, General Motors ha decidido renovar la flota de vehículos presidenciales para transportar a su nuevo presidente. Los fotógrafos de LeftlaneNews han pillado circulando a una única unidad en pruebas del futuro Cadillac Presidential Limo.

Cadillac Presidential Limo, renovación para el próximo presidente

Según comentan los expertos y los fotógrafos, parece ser que Cadillac ha necesitado la base de un modelo muy grande. Concretamente apuntan de que se trata de la plataforma Topkick, ya que las ruedas de la limusina son parecidas a las de los vehículos que tienen esta base. El prototipo iba escortado por dos vehículos con dicha plataforma.

Para el diseño exterior, se han montado los faros del Cadillac Escalade en el frontal, mientras que en la parte posterior aparecen algunos elementos del sedán STS.

La parte trasera adopta algunos elementos del Cadillac STS

En esta imagen se puede observar mejor el detalle que mencionábamos del tamaño y diseño de las ruedas, que son muy similares a los vehículos con la base Topkick.

En la foto superior podemos ver cómo los faros traseros son los mismos que los del Cadillac STS, así como la tercera luz de freno. Los escapes reafirman que la limusina monta la plataforma Topkick, ya que son los mismos que montan los modelos que la tienen. Debajo de este largo capó no sabemos qué se esconde, pero Leftlane asegura que se trata de un motor diésel de alta cilindrada.

Las puertas, así como el resto del coche, disponen de un extenso blindaje

Como buen vehículo presidencial, el Cadillac Presidential Limo dispondrá de una extensa cantidad de blindaje alrededor de toda la carrocería. Prueba de ello es el enorme grosos de las puertas, que podemos ver encima de estas líneas.

La fecha de «salida al mercado» de este Cadillac no se sabe exactamente, pero según las suposiciones se apunta a que el/la presidente/a disfrutará de su nuevo coche en el mes de Enero del año que viene.

El misterio que nadie sabrá hasta Noviembre es quién va a subir a esta limusina. Pero en temas políticos mejor no nos metamos.

Ir arriba