El Madrid vence de penalti … en el descuento

van nistelrooy expulsadoEl Madrid se ha vuelto a llevar un derbi en el Vicente Calderón, y es que parece que cuando el equipo blanco juega en el feudo colchonero los astros se juntan y se dan todas las combinaciones posibles para que los tres puntos se los lleven los visitantes, ya que ayer sin hacer un gran partido consiguieron ganar con dos goles, uno en los primeros treinta segundos de partidos y otro al final, en el tiempo de descuento y de penalti.

Como si fuera una repetición del año pasado, el Madrid consiguió marcar nada más comenzar el encuentro, un zapatazo de Van Nistelrooy servía para abrir el marcador a los treinta segundos de encuentro, por lo que la afición del Atlético de Madrid ya tenían las caras largas, pero peor fue la cosa cuando vieron que Perea se iba a la calle por una acción tonta, ya que agredió a Sneijder delante de todo el mundo, pero Clos Gómez quiso compensar su «error» con la expulsión del delantero holandés, algo más que rigurosa, por cierto también le había anulado un gol legal a este jugador.

La entrada de Simao cambió el rumbo del partido, y es que el portugués parecía que había recordado sus tiempos en el Barcelona, cuando fue el sustituto de Figo y se enfrentó al Madrid, ya que el extremo consiguió ganar el partido gracias a un gol suyo de falta, precisamente después de calentar a Sergio Ramos y hacer que la afición estuviera más encima, consiguió materializar una falta directa, gracias a la barrera que no saltó como lo tenía que haber echo.

Con el empate a 1, llegaron las idas y venidas en las dos porterías, ya que estaban rotos en el medio del campo y no se defendían, y fruto de eso llegó la jugada de Drenthe, que se metió en el área e hizo que Heitinga cometiera un «inocente» penalti cuando el tiempo se estaba acabando, después Higuaín cogió la responsabilidad y no falló, eso sí, Leo Franco acertó el lado y llegó a tocar el esférico, pero no sirvió de nada porque el balón entró y los puntos se los quedó el Madrid, por cierto desde el 2004 en la época de Gregorio Manzano el Atlético de Madrid no encadenaba tres derrotas seguidas, y cuidado que queda el Villareal.

Ir arriba