salón Luxuria

El lujo no conoce de países ni de fronteras, aunque sí sabe y mucho de distintos encuentros y eventos, como en este caso queremos destacar especialmente el salón Luxuria, en Shangai, China, una reunión del género que permitirá a los amantes de este tipo de objetos tan exclusivos, encontrarse con muchos de ellos y poder adquirirlos de una forma mucho más sencilla que de costumbre.

Por ejemplo, entre los objetos que se espera que estén presentes en este evento, se hallan algunos realmente increíbles, como el trono de esmalte y oro en el que se sentó la reina Isabel II de Inglaterra durante la reciente celebración de los sesenta años de su coronación, que fuera diseñado por el chino Shi Jun, y que está valuado, al menos en principio, en unos 120.000 euros.

Pero además, se debe tener en cuenta que la realización de este evento en China no es casual, ya que este país que se convertirá en una potencia definitiva en poco tiempo a nivel global, si ya no lo es, está considerado como en el tercer mercado mundial de productos de lujo de aquí a 2015, de forma que se espera que se muevan millones de euros en este encuentro.

“Los chinos son cada vez más importantes para este mercado. La civilización es así: como más conoces, más tienes interés en los productos y más te gustan los originales”, señaló en este sentido uno de los asistentes más importantes que tendrá el compromiso, el fabricante de relojes suizos Amarildo Pilo.

“Aún hay muchas personas que piensan que, como más caro es un producto, mejor es. Puede que sea el símbolo de su identidad. Pero los que realmente buscan una calidad de vida, prestarán más atención al valor espiritual de los objetos personalizados”, agregó a su vez la organizadora del salón, Zhai Wenjing, quien agregó que finalmente serán 86 las marcas presentes en el salón, algunas como Louis Vuitton, Gucci o Burberry.

También te puede interesar:   Coche de lujo Bentley en rosa de celebridad