Huracán LP 610-4

Si el 2013 no había sido suficientemente halagador para los amantes de los coches, el lujo y el deporte extremo, Lamborghini ha decidido despedir el año con la presentación de su última gran joya: el Huracán LP 610-4, un coche que según ellos mismos, “eleva la experiencia de conducir un superdeportivo a un nivel completamente nuevo”.

El caso es que, como decíamos, el 2013 ha sido sumamente amable para con todos los amantes de este tipo de coches, que se pueden encuadrar tanto en el mundo de las cuatro ruedas como en el del lujo, y en esta situación nos encontramos ni más ni menos que con una espectacular creación, que ha sido especialmente desarrollada para ser el reemplazante en el mercado, y en catálogo, del emblemático Gallardo.

Con un diseño evidentemente innovador, y la utilización de tecnologías que elevarán de seguro el piso de los superdeportivos de lujo de cara al 2014, Lamborghini ha dado una muestra de lo que es el futuro de este tipo de coches, además de hacerle un guiño a la propia historia de la firma, que deberá sentirse orgullosa de contar con un nuevo hijo que se encuentra llamado a hacer historia.

El Huracán LP 610-4, que combina elementos tan dispares como materiales de costos millonarios y las artesanías en algunas de sus definiciones, cuenta por ejemplo con faros de tecnología LED, perfectos para hacerse ver incluso cuando va a altas velocidades. En cierto modo, se trata de uno de esos coches que dan la sensación de que no deberían ser utilizados para conservarse siempre en perfecto estado.

También te puede interesar:   Un paseo por Buenos Aires

Con un interior destacado a partir de tener una pantalla TFT a color de 12,3 pulgadas, en la que vemos toda la información necesaria para el conductor, sumado a algunos detalles de alta calidad en Nappa y Alcántara, podemos encontrarnos con uno de los superdeportivos que marcarán este año 2014.