El Inter cerró su portería y las puertas de la final para el Barça

Barça 1 – 0 Inter (Resultado final 2-3)

Venían con el guión bien aprendido desde Milán y así lo ejecutaron. El Inter defendió con todo su equipo anoche ante la portería de Julio César en un partido en el que predominó el empuje constante del Barça y la resistencia incansable de los de Mourinho, además de las faltas, tarjetas e incluso las expulsiones.

El Inter cerró su portería y las puertas de la final para el Barça 3

Si había alguien que dudaba de lo que harían los italianos al llegar al Bernabéu, anoche tras los primeros minutos de juegos se corroboró, pero no por previsible fue menos efectivo. Mou puso un autobús delante de su portería y no dejó que nada ni nadie entrase, al menos no lo suficiente como para quitarle la plaza en la final del estadio español.

De entrada Guardiola palió la ausencia de Puyol incluyendo a Yayá Touré en la defena y moviendo a Gabriel Milito al lateral izquierdo, algo que en teoría facilitaba la movilidad del balón, pero solo en teoría, porque en la práctica fue bastante diferente. No por falta de ganas porque el asedio del Barcelona fue constante contra un equipo que encerró once jugadores en su área, hasta que Thiago Motta fue expulsado en el 28 por roja directa tras un soberbio manotazo a Sergio Busquets, pero ni con un defensa menos pudieron.

Poco más que contar del resto del partido ya que transcurrió casi con el mismo guión desde el principio. Pelotazos sin sentido para ver si alguna «colaba», los blaugranas intentando una y otra vez entrar al área, por un lado, por otro, por el centro, pero nada. La defensa interinista se plantó perfecta y efectivamente, y no subieron ni a rematar en ocasiones de gol, no fuera a ser que perdieran lo que tanto trabajo les estaba constando.

También te puede interesar:   España consigue la tercera ensaladera

En la segunda parte comenzaron los cambios y aumentaba la tensión. Bojan entró por Ibrahimovic, que no hizo mucho en sus 60 minutos, y Jefrén por Busquets, para dar un mayor potencial ofensivo al equipo, y un poco  más si se acercaron. Bojan tuvo el primer gol en su oreja en el 82, lástima que no pilló el balón acertadamente porque hubiera entrado en la red. Sin embargo a la siguiente internada si llegó el gol y es que como dice el refrán «tanto va el cántaro a la fuente….» y lo marcó un jugador que en teoría no debía estar ahí, pero anoche las posiciones se invirtieron y la defensa de Gerard Piqué se convirtió en una ofensiva que acabó en un gol para el que se tomó su tiempo, girándose sobre el oponente y encarando la portería con toda tranquilidad, con la sangre fría de un delantero.  El mejor de los blaugranas anoche.

Era el minuto 84 y el gol dio un poco de esperanza y aire tanto al equipo como la hinchada que veía posible un segundo gol que les pondría directamente en la final del Bernabeu, pero no llegó, o sí llegó pero no a los ojos del árbitro. Ya en el tiempo de descuento Bojan marcó un gol que fue anulado por una supuesta mano que no fue. Y así llegó el partido a su pitido final, con un Barça extenuado y desquiciado, superado por su rival que fue muy inteligente y efectivo que visitará el Santiago Bernabéu (para alivio de muchos) el próximo 22 de mayo. Allí ya espera el Bayern de Munich.

También te puede interesar:   Alonso conquista Canadá

Barcelona: Valdés, Piqué, Touré, Gaby Milito (Maxwell), Alves, Xavi, Busquets (Jeffren), Keita, Messi, Ibrahimovic (Bojan) y Pedro.

Inter: Julio César, Maicon, Lucio, Samuel, Zanetti, Cambiasso, Motta, Eto’o (Mariga), Sneijder (Muntari), Chivu, y Diego Milito (Córdoba).

Artículo anteriorRafa Nadal debuta con firmeza, Verdasco y García-López se verán las caras en octavos
Artículo siguienteFundas de Vuitton para el iPad