El fenómeno comercial de la Renault Captur

Renault Captur

De vez en cuando, vemos que en el mundo se produce uno de esos coches que están presentes prácticamente en cada sitio a donde vamos. De hecho, así comenzaron en su momento muchos de los que luego se transformaron en fenómenos comerciales de todos los tiempos, y la cuestión es que la Renault Captur comienza a transformarse en uno de esos coches, destacando especialmente el hecho de que es producida en España.

El caso es que gracias al enorme éxito de ventas obtenido hasta el momento, se ha informado que esta semana la firma francesa comenzará a comercializar una variante con motor diésel DCI y cambio automático con doble embrague denominado EDC. Sin dudas, se trata de una apuesta sobre seguro, ya que los amantes de la Renault Captur parecen estar en todos sitios.

De hecho, una buena muestra de la cantidad de pedidos que hay sobre este vehículo, es que la factoría de Valladolid ha aumentado su dimensión, y que muchos especialistas de otras firmas comienzan a ver en ella cuestiones a tener en cuenta para sus propios desarrollos. En el caso de la Captur, los números hablan por sí solos: millones de pedidos desde 67 países que han sido resueltos, o lo están siendo, en apenas seis meses.

Sobre todo curioso es el caso de lo que sucede con la Captur en Corea del Sur, donde la misma se vende bajo la marca Samsung. Allí, como los comerciantes no estaban seguros de que el público fuera a aceptarla, decidieron llevar sólo 1.500 unidades. La respuesta fue evidente, en apenas siete minutos se habían vendido el 70% de ellos.

También te puede interesar:   Los coches más vendidos en mayo

A tener en cuenta, además, que la Captur parte de la inspiración de un español talentoso, como es el caso de Julio Lozano, quien desarrolló este vehículo junto con el departamento de diseño de Renault en París, que había determinado previamente el concepto que se buscaba, y que a partir de la factoría de Valladolid, permite hoy a millones de compatriotas disfrutar de este crossover urbano que, como decíamos, se viene transformando en todo un éxito.

Artículo anteriorLo peor de 2013: Caminando entre dinosaurios
Artículo siguienteParanormal Activity Los Señalados, una película que no te dejará tranquilo