El CEO debe ser ético y aportar felicidad a los empleados

A lo largo de los años, los continuos escándalos políticos y empresariales, juntado a los años de crisis y recortes económicos, han hecho que la imagen de miles de empresas se vea lastimada, y con ello el entusiasmo de millones de empleados a nivel mundial.

El CEO debe ser ético y aportar felicidad a los empleados 3

Según Leonor Reis, autora del libro El líder deseado –editorial Chiado Books–, que se adentra en las relaciones internas de las organizaciones para analizar el liderazgo ético y el work engagement (compromiso laboral), “los líderes actuales necesitan ser éticos y proporcionar felicidad a sus empleados para lograr el éxito empresarial”.

Esta experta en personal branding y relaciones personales cree que los recursos humanos son la base del éxito de una organización: “si los empleados se sienten valorados y respetados, darán de manera espontánea y libre lo mejor de si: amor y pasión por el trabajo”.

Lo que las organizaciones necesitan para tener éxito son lugares de trabajo que sean considerados una segunda casa, donde impere la ética, el bienestar, la cooperación y la responsabilidad individual/conjunta por encima de los resultados empresariales.

Según la autora, la cultura ética y el clima en las organizaciones están altamente influenciadas por los líderes de máximo nivel.

Los escándalos éticos y los comportamientos antiéticos en numerosas empresas, llevó a Reis a analizar en este libro (tesis) el liderazgo ético y las consecuencias que este provoca tanto en el clima ético de una empresa como en el comportamiento positivo de los empleados en el trabajo (work engagement).

“La prensa española está llena de asuntos éticos o conflictos de intereses que han dañado la imagen corporativa de empresas como BBVA, Iberdrola, FCC, Indra, OHL, ACS, Popular, Bankia, Pescanova, Dia…”, explica Leonor Reis.

También te puede interesar:   Un Martini de lujo

Características del líder ético

Un CEO ético se caracteriza por ser honesto y de confianza, por tomar decisiones justas, por tener principios, por preocuparse por las personas y la sociedad.

“El secreto está en la felicidad de las personas, en ese sentimiento que tiene el poder de hacer girar el mundo y de crear la energía necesaria para que los resultados más increíbles ocurran”.

Cuanto mayor es el nivel de engagement en la empresa, mayor es su capacidad para atraer nuevo talento. Lo contrario supone menos productividad, más ausentismo y costes de reclutamiento y formación.

El work engagement es una consecuencia del clima de ético en el trabajo, que influye en la capacidad de la persona para reconocer un problema, tomar decisiones y actuar correctamente.

Un clima ético impulsa el beneficio, la productividad, la calidad y la eficiencia, ya que genera valores intangibles en los empleados (cooperación, honestidad y justicia).

Artículo anteriorVolkswagen, BMW y Renault, las marcas que más se venden en el mercado de segunda mano
Artículo siguienteDeficiencias en la infraestructura de recarga de los vehículos eléctricos