El Athletic le devuelve el cariño a la afición

llorente celebra un gol
llorente celebra un gol

El Athletic de Bilbao ha ganado hoy por su afición, porque se lo han merecido, puesto que se han volcado con el equipo y le han arropado con mucho cariño hasta después del partido, y eso lo han notado estos jugadores que se han convertido en auténticos leones, capaces de morder desde el primer segundo y volviendo a la final 24 años después de la última que cayó ante el Atlético de Madrid.

Se esperaba mucho más del Sevilla, pero Joaquín Caparrós sabía muy bien que tenía que hacer para tapar a su ex-equipo, además se ha demostrado que «tirar» el partido del domingo le ha salido rentable, porque han conseguido el objetivo de meterse en la final de la Copa del Rey.

Con el campo muy pesado llegó el primer gol antes de lo que se esperaba todo el mundo, ya que Javi Martínez conseguía abrir el marcador tras aprovechar un rechace de Palop, dejando tocados al equipo rival, aunque el verdadero golpe de gracia llegó a partir del treinta cuando Llorente y Toquero consiguieron acercar más si cabe al Athletic a la final.

Se esperaba la reacción del Sevilla, pero en todo momento los locales supieron como para la supuesta embestida de su rival, desesperando en muchos momentos por el excesivo tiempo que se perdía, aunque esta noche los de Jiménez han defraudado, mientras que Caparrós y los suyos se han merecido alcanzar esta final.

También te puede interesar:   El sueño es posible