Aguas hay muchas, baratas y caras. Tenemos por un lado el agua del grifo, siempre presente y dispuesta a refrescarnos. Por el otro, están las embotelladas, con marcas blancas a precios bajos y otras de mayor renombre con un precio un poco más alto. Y luego están las aguas de lujo solo para los paladares más exquisitos y para las cuentas corrientes más saneadas. Beber del grifo es muy fácil y barato. Quizás demasiado.

Una de las botellas de agua de más renombre y la preferida de muchas estrellas de Hollywood es la Bling H2o. ¿Por qué le gusta a París Hilton y a su mascota? Según parece el proceso de purificación de este líquido es el mejor del mundo como lo atestigua el premio que la empresa norteamericana ha tenido en el  Berkely Springs Internacional Water Tasting Festival. En dicho festival analizan pormenorizadamente los procesos de filtración, purificación y envasado de las mejores aguas del mundo, y llegaron a la conclusión de que la Bling H2o es la number one .

Y es que beber agua de calidad cada vez resulta más caro. Los norteamericanos son muy aficionados al agua embotellada y, como en otros productos, la marca también cuenta. Salir a hacer footing con una botella de agua Bling H2o es un símbolo de elegancia, por lo que los personajes más influyentes de Estados Unidos son grandes aficionados a esta firma.

El precio de la Bling H2o varía según el recipiente en el que venga. Así la botella de 750 ml ronda los 40 dólares y la de 350 ml los 24 dólares. No obstante, existe una botella de lujo para los verdaderos fanáticos del agua más chic. Se trata de una botella decorada con cristales de Swarovski. 350 dólares tendremos que gastar si queremos tener en nuestra despensa una de estas botellas, al lado del coñac Luis XIII.

También te puede interesar:   Columna de ducha oblo, la elegancia y el diseño renovado