Domingos de Patrimonio en Segovia noviembre

acueducto de segovia

Hasta el 25 de noviembre tienes oportunidad de aprovechar las visitas a espacios patrimoniales y rutas de Segovia que te permitirán conocer sobre su legado histórico e industrial, su entorno natural y su aspecto todo, de deslumbrante belleza.  Estos son los  Domingos de Patrimonio, que se celebraron en el 2010 con gran éxito para conmemorar los 25 años de la inscripción  de la Ciudad Vieja y el Acueducto en la Lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO, y que desde entonces cada año es más exitosa.

Los Domingos de Patrimonio en Segovia este noviembre, conforman  12 visitas a espacios patrimoniales de la ciudad y rutas que dejarán a los concurrentes conocer de cerca el legado histórico, natural e industrial menos conocido, con una duración es de aproximadamente de una hora y media. Como la actividad comenzó en marzo ya se ha podido visitar el Archivo General Militar; conocer los orígenes de nuestro baile regional, la jota; asistir al Campeonato de España de Ponis en el Centro Ecuestre de Castilla y León.

Así como saborear  la gastronomía segoviana, conocer  escenarios de numerosas películas a través de la ruta denominada Segovia de cine. Las entradas las puedes  adquirir en la Central de Reservas de Segovia, situada en el Centro de Recepción de Visitantes, en el Azoguejo. Su precio es de 5 euros. No te pierdas de conocer más sobre Segovia que es como hemos dicho un maravilloso lugar, y estos Domingos de patrimonio en Segovia, son toda una forma maravillosa de conocerla.

Segovia es una ciudad española en  la comunidad autónoma de Castilla y León, capital de la provincia del mismo nombre. Por ella transcurren  los ríos Eresma y Clamores, al pie de la sierra de Guadarrama. Se encuentra distante a 67 km a Ávila, 90 km a Madrid y 119 km a Valladolid. El Acueducto de Segovia que es parte de las visitas dentro de esta actividad, es considerado,   la obra de ingeniería civil romana más importante de España, y es uno de los monumentos más significativos y mejor conservados de los que dejaron los romanos en la península Ibérica.

Imagen: Vía

Ir arriba