Diez consejos imprescindibles para enfrentar las altas temperaturas y prevenir golpes de calor

Con el aumento de las temperaturas y la inminente llegada del verano, ocho comunidades autónomas en España: Andalucía, Castilla la Mancha, Castilla y León, Aragón, Cataluña, Comunidad de Madrid, Comunidad Valenciana y Extremadura se encuentran en alerta debido a las altas temperaturas que pueden alcanzar hasta 44ºC. Es imprescindible extremar las precauciones para evitar golpes de calor, especialmente en grupos vulnerables como personas mayores, mujeres embarazadas y niños.

Para protegerse durante las olas de calor, te proporcionamos diez recomendaciones esenciales:

  1. Mantener una hidratación constante: Es vital beber suficiente agua, incluso cuando no sientas sed. El cuerpo humano pierde en promedio entre 2,5 y 3 litros de agua al día, que deben ser repuestos para asegurar el funcionamiento adecuado del organismo.
  2. Evitar la actividad física en horas pico: El exceso de sudoración puede causar deshidratación rápida. Si debes realizar actividad física, evita las horas de mayor insolación y los ejercicios que propicien una mayor pérdida de agua, como el cardio.
  3. Limitar la exposición al sol durante las horas más calurosas del día: En España, las horas de mayor temperatura suelen ser entre las 13:00 y las 18:00 horas.
  4. Incrementar el consumo de alimentos ricos en agua: Durante el verano, es recomendable aumentar la ingesta de alimentos con alto contenido de agua, como frutas y verduras.
  5. Tener siempre agua a la mano: Es esencial poder hidratarse en cualquier lugar y momento.
  6. Consumir bebidas refrescantes basadas en agua: Para hacer más interesante la hidratación, puedes optar por variantes como agua con gas y añadirle frutas, hierbas aromáticas y hielo picado.
  7. Vestir con ropa ligera y transpirable: Evita los tejidos que propicien la sudoración y opta por ropa ligera y transpirable.
  8. Refrescarse con regularidad: Bañarse en el mar o en la piscina, evitar tomar el sol en las horas más calurosas y mojarse la cabeza de vez en cuando, pueden ayudar a mantener la temperatura corporal a niveles seguros.
  9. Mantener la casa ventilada y a una temperatura inferior a 25ºC: Se recomienda cerrar las persianas durante las horas más calurosas del día y ventilar la casa después de las 20:00 horas. Además, es útil utilizar aire acondicionado o ventiladores para mantener una temperatura óptima.
  10. Descansar y evitar actividades que aceleren el organismo: Realizar actividades tranquilas que prevengan la aceleración del organismo puede evitar pérdidas excesivas de líquidos.

Al seguir estos consejos, podrás mantener un buen nivel de hidratación y prevenir posibles golpes de calor. Si presentas síntomas como somnolencia, mareos, dolor de cabeza fuerte, sed intensa, piel enrojecida y falta de sudoración, es importante acudir a un centro médico de inmediato.

Scroll al inicio