En muchos países del mundo, es muy habitual desplazarse en bicicleta a la hora de ir al trabajo o al centro de estudio. Es un medio de transporte limpio y que además nos ayuda a que nuestro cuerpo esté siempre en movimiento. Por desgracia, en España esta moda no está tan extendida y son solo un pequeño porcentaje los que apuestan por la bicicleta a la hora de desplazarse. Según un reciente estudio realizado por el comparador de seguros acierto y que aborda cuestiones relacionadas con la percepción de los usuarios respecto a estos vehículos, el 60% de los españoles nunca se ha planteado utilizar este medio como alternativa para desplazarse por la ciudad.

Potencialmente peligroso

En este estudio también se pone de manifiesto como entre aquellos que en un principio consideraron utilizar la bicicleta para ir a su centro de trabajo, el 41% terminó descartándolo debido a que lo consideraban muy peligroso debido a los últimos accidentes sufridos por ciclistas. Del resto de encuestados, el 36% lo descartó por falta de tiempo mientras que únicamente el 23% acabó utilizándola. Además, el 56% de los encuestados cree que las bicicletas han incrementado los riesgos y la peligrosidad del tráfico urbano.

Según el cofundador de Acierto com, Carlos Brüggemann, en estos porcentajes “entran en juego muchos factores, desde si el ciclista circula siguiendo la normativa correspondiente, hasta las medidas de seguridad que toma, el tamaño de la urbe por la que circula y el comportamiento del resto de vehículo, un punto en el que el conocimiento resulta clave”.

Los ciclistas ignoran la normativa que les afecta

Otro de los principales problemas radica en el desconomiento de la normativa que les afecta a los ciclistas. Según este estudio, el 40% de estos ignora esta normativa, lo que hace que aumente el riesgo de sufrir algún tipo de percance. Este porcentaje aumenta hasta el 60% si contemplamos el total de la población. Aquí se incluye cuestiones relacionadas con el lugar donde pueden circular, cómo deben hacerlo en el caso de circular en grupo, la forma correcta de ser adelantados, cuándo tienen prioridad, la velocidad a la que pueden circular y cuáles son los elementos de seguridad obligatorios que deberían utilizar.

También te puede interesar:   Los coches más seguros de 2013 en Europa

Centrándonos en los elementos de seguridad que deberían utilizar los ciclistas, 4 de cada 5 españoles piensan que el casco debería ser obligatorio para todos aquellos que circulan por vías urbanas. El 8% aplicaría esta obligación sólo a los menores de 14 años, mientras que el 7% lo ampliaría hasta los menores de 18 años. La legislación actual impone usarlo siempre en vías interurbanas, mientras que en las urbanas esta exigencia se reduce a los ciclistas que tienen menos de 16 años.

¿Pensáis vosotros que desplazarse en bicicleta puede ser peligroso? ¿Alguna vez has utilizado este medio de transporte para ir a tu puesto de trabajo? Animaros y compartir con todos nosotros vuestros comentarios. ¡Os estamos esperando!