Dan Brown, el superventas, cumple 48 años

En estos últimos días, el Vaticano está envuelto en una polémica por las filtraciones de “el Cuervo“, un topo que está sacando a la luz temas oscuros y polémicos y que no está sentando nada bien a su Santidad. Una historia real que bien podría haber sido el argumento de una de las novelas de Dan Brown, el escritor de best-seller que más ha vendido en los últimos tiempos y que la semana pasada cumplió 48 años.

Y es que la mayoría de sus obras tienen en el punto de mira a la iglesia. El Código da Vinci y Ángeles y Demonios fueron todo un fenómeno superventas en todo el mundo, con una traducción a 44 idiomas y más de 80 millones de libros vendidos. Aunque la verdad sea dicha, yo no entiendo muy bien todo este fenómeno, porque a mí no me parecen para tanto sus libros. Que sí, que están bien, que se leen fácilmente, pero ya está.

A mí El Código Da Vinci me pareció muy previsible. Tanto que a la mitad, ya intuí todo lo que iba a pasar después. Y de Fortaleza Digital ya os hablé una vez y no me gustó ni un pelo. Aparte que el famoso código que buscan durante todo el libro está más claro que el agua. Y como Sevilla salió tan mal parada… Que no, que Dan Brown no es santo de mi devoción.

Lo que no quita que si alguno de sus libros cae en mis manos, a lo mejor acabe echándole un vistazo y leyéndolo, porque en el fondo no tengo remedio. Lo que sí hay que reconocerle es que con sus libros consiguió que la gente se interesase de nuevo por la cultura renacentista y toda la iconografía e historia cristianas, así que algo de valor sí que tienen sus obras. Y es que hasta de los libros malos se aprende, ¿o no?