Consejos para mantener un envejecimiento saludable

Los avances dentro del campo de la salud ha hecho que las personas vivamos más tiempo que antes. Según un estudio, se estima que el número de personas de 80 años o más se triplique entre 2020 y 2050. Debido a esta situación, la Asamblea de las Naciones Unidas declaró el periodo 2021-2030 como la «Década del envejecimiento saludable», encargando a la OMS la puesta en marcha de iniciativas para mejorar la vida de estas personas.

La posibilidad de vivir más tiempo refleja los avances conseguidos en el desarrollo social, económico y de la salud, especialmente en la lucha contra las enfermedades mortales de la infancia, la mortalidad derivada de la maternidad y, más recientemente, las de las edades más avanzadas.

Pero hacerse mayor es una etapa más de la vida en la que se puede seguir disfrutando, y para disminuir las consecuencias del paso de los años es importante llevar una vida activa y saludable. Así, la compañía de salud y vida, Nara Seguros, ha recopilado una serie de consejos para envejecer de forma saludable:

Haz ejercicio

Caminar es una de las mejores opciones: mejora el equilibrio, favorece la sensación de seguridad y la movilidad a largo plazo, reduce el riesgo de enfermedades cardíacas y mantiene el peso adecuado. También bailar, nadar, practicar Pilates, tai chi o cualquier otra actividad física. El tiempo y el tipo de ejercicio debe ser el indicado por el médico, especialmente si se tiene antecedentes de lesiones o patologías a considerar.

Aliméntate bien

Una alimentación sana es muy importante debido a los cambios relacionados con la edad y las necesidades nutricionales específicas. Hay que combinar alimentos altamente proteicos que fomentan la regeneración celular (carne, pescado, huevos, productos lácteos, legumbres); alimentos con un alto nivel de energía (cereales, grasas, aceite); y alimentos protectores, cuya función principal es proteger por enfermedades (verduras, frutas ricas en vitamina C). Y además, beber agua con frecuencia, aunque no se tenga sed.

Realiza revisiones médicas periódicas

Al llegar a cierta edad necesitamos más cuidados y una atención médica personalizada, según nuestro estado de salud. Por ello, es recomendable visitar al especialista con regularidad y realizar todos los chequeos médicos necesarios para prevenir enfermedades.

Cuida tu mente

La actividad social es un aspecto primordial para la salud. Reunirse con amigos y familiares, conversar, leer, realizar actividades culturales o creativas, favorece el bienestar y el ánimo, reduciendo la pérdida neuronal. Sé activo mentalmente, ten una actitud positiva y optimista, y no pierdas nunca la curiosidad.

Mantén una correcta higiene

Muchos problemas de salud, como infecciones o problemas bucales o dermatológicos, son producto de una mala higiene. Una correcta higiene bucal evitará consecuencias como gingivitis, periodontitis, etc. Asimismo, hidratar la piel para protegerla de agresiones externas ayuda a ralentizar el envejecimiento.

Beneficios del sueño

El sueño reparador es una ayuda vital y tiene múltiples beneficios, como reducir las afecciones inflamatorias, fortalecer el sistema inmunológicos, minimizar el estrés, reducir la obesidad, disminuir los riesgos de sufrir demencia, etc. Aunque las personas mayores suelen tener continuos despertares y necesidad de ir al baño durante la noche, es aconsejable que se respete el descanso en el periodo nocturno.

Evita riesgos

Fumar contribuye sustancialmente a enfermedades como el cáncer, cardiovasculares, respiratorias crónicas, diabetes y cirrosis, entre otras. Las personas mayores presentan un mayor riesgo ante las consecuencias nocivas y tóxicas del tabaco. Reduce su consumo o elimínalo completamente. La filosofía de Nara Seguros gira en torno a la promoción de estilos de vida saludable, también entre la población mayor de 60, que, en ocasiones, es la más olvidada. Así, la compañía dispone de  Nara Senior, un seguro de salud pensado para “sesentásticos” y en adelante, ya que no tiene límite de edad. Un seguro económico que permite a los más mayores tener cubierta la prevención, los chequeos periódicos y la atención primaria.

Ir arriba