Consejos a la hora de elegir un tocador para tu hogar

De un tiempo a esta parte, hay un mueble que está volviendo a adquirir gran importancia en la vida de las mujeres. Nos estamos refiriendo al tocador, un mueble que antiguamente era imprescindible pero que fue perdiendo importancia con el paso del tiempo. En la actualidad, cada vez son más las mujeres que apuestan por este mueble para su hogar. El problema que se pueden encontrar, es no saber elegir el tocador ideal. Si estás en esta situación, hoy queremos compartir con vosotras algunos tips que os pueden ayudar en este proceso.

Identifica cuál es tu estilo y el de tu habitación

Lo primero que se debería hacer, no solo a la hora de adquirir un tocador, sino cualquier otro tipo de mueble, es la de identificar el estilo del dormitorio para que el tocador no desentone mucho con el resto de elementos. Lo más adecuado es elegir aquel que mejor encaje con ese estilo, pero que además sea de tu agrado. En ciertas ocasiones, se puede optar por un estilo diferente, pero asegurándose de que no difiere mucho del resto de líneas elegidas para decorar esa parte de la casa.

Selecciona varios antes de elegir

Son muchas las personas que cuando ven un tocador que les gusta, ya no siguen buscando, pero esto es un error ya que no siempre tiene que ser la mejor opción. Por ejemplo, el tocador puede tener un diseño muy bonito pero contar con un cajón diminuto, algo que a larga no será nada práctico. Por este motivo, es aconsejable dejar de lado las compras impulsivas y elegir varios modelos. Una vez elegidos, ver los pro y los contra de cada uno de ellos antes de elegir el definitivo.

Tocador con mucho espacio de almacenaje

Como podéis esperar, a la larga el tocador será un lugar donde se guarde muchos productos, por lo que es fundamental que este cuente con el espacio suficiente para almacenar todo esos productos que se vayan a utilizar.

El material: clave para su elección

Por último, pero no menos importante, es clave conocer el material con el que está fabricado el tocador que se haya elegido ya que dependiendo de donde se coloque, se debería elegir un material u otro. Por ejemplo, si se coloca en el dormitorio, daría igual el material utilizado para su fabricación, pero si se va a colocar en el baño, la cosa cambia ya que es una zona de la casa donde hay mucha humedad y ciertos materiales no soportan ese ambiente.

También es importante que el material sea de fácil limpieza, ya que sobre él se utilizará productos que lo mancharán con facilidad como polvos o pigmentos. Si no queréis sufrir a la hora de limpiarlo, elegir uno que os facilite este proceso.

Además de lo que hemos comentado, ¿qué otros consejos compartiríais con aquellas mujeres que estén buscando un tocador para su hogar? Animaros y compartir con todos nosotros vuestros comentarios. ¡Os estamos esperando!

Ir arriba