Cuando hablamos de lujos, hacemos referencia a una serie de características fusionadas en un mismo concepto o en una única pieza. Por ejemplo, cuando hacemos referencia a un auto de lujo, estamos mencionando confort, calidez, comodidad, diseño, seguridad, notoriedad y distinción, entre algunas características.

El detalle está en que un auto de lujo propone que quien lo ocupe sea una persona de prestigio, con un perfil ejecutivo o un estatus social de importancia.

Todos estos detalles, los han sabido interpretar las personas a cargo de la creatividad y las propuestas de diseño de Audi, la marca de autos líder en el mundo, por el desarrollo de un concepto exclusivo, que combina prestigio con calidad.

Subirse a un Audi asegura al conductor, que su viaje va a ser tan placentero que no querrá abandonar el vehículo una vez llegado a destino.

Para la empresa Audi, cada diseño es un nuevo desafío, el cual debe llevar impreso la calidad de las manos que trabajan sobre él, la pasión de los corazones que día a día lo ven resurgir de una simple idea, el sueño y desvelo que aquel primer concepto produce en quien lo ha sabido expresar el palabras, para que pase serenamente al plano de lo concreto.

Los vehículos de la empresa han desplegado una serie de artilugios con los cuales se cubren todas las gamas posibles, sin jamás dejar de lado los parámetros antes mencionados.

Para Audi, un vehículo es un verdadero nuevo concepto, que solamente los grandes intérpretes de obras de arte, pueden llegar a desentramar.

Fuente: Audi

 

También te puede interesar:   ¡He aquí una guitarra que no podrán ver todos los días!