¿Cómo elegir los mejores apliques de pared para el dormitorio?

El dormitorio es uno de los lugares más importantes de nuestro hogar. Nos permite descansar y recargar la energía para estar al 100% al día siguiente. Por esta razón, conseguir un ambiente tranquilo y confortable es indispensable.

Para conseguirlo, hay ciertos factores en los que nos podemos basar, siendo uno de los más importantes la elección de buenos apliques de pared para el dormitorio. Así tendremos una luz confortable y cálida, a la par que suave.

Si todavía no sabes cómo elegir los apliques perfectos para el dormitorio, te invitamos a seguir leyendo:

Factores clave para elegir los mejores apliques para el dormitorio

1.     Cantidad de luz necesaria

El primer factor a considerar es la cantidad de luz que te hace falta en el dormitorio. Empieza pensando en la cantidad de fuentes de luz que ya están incluidas, cómo podrían ser las lámparas del techo, los focos empotrados, etc.

Si vas a leer en el dormitorio necesitas contar con una iluminación adecuada para no quedarte ciego/a mientras lo haces.

Evaluar los puntos de luz es fundamental para determinar qué cantidad de apliques necesitas, así como los tipos más adecuados.

2.     Elige una iluminación homogénea

Cómo ya hemos comentado al principio del artículo, es muy importante elegir una iluminación tenue en el dormitorio que ni sea muy intensa (para evitar deslumbramientos), ni demasiado floja. Debe ser suficiente para ayudarte a ver en base a las actividades que hagas en el dormitorio.

Además, tiene que ser cálida, confortable y no crear espacios de sombras.

Los expertos recomiendan apostar por la tecnología LED, ya que permite ahorrar más del 70% de la energía que estaríamos utilizando con los mecanismos convencionales. Además, contamina mucho menos, por lo que es beneficiosa tanto para tu bolsillo, como para el medio ambiente.

3.     Intensidad

Para los apliques de pared se recomienda contar con una intensidad mínima de 200 luxes (lúmenes por metro cuadrado). Ahora bien, esta medida es orientativa y puede ser superior o inferior, dependiendo del lugar en el que se vaya a colocar.

Por ejemplo, si quisiéramos colocar los apliques en un baño o cocina, la cantidad de luxes podría incrementarse entre los 300 y 500.

4.     Potencia

Un error muy habitual es confundir la intensidad con la potencia, cuando no tienen mucho que ver. Con la potencia se suele hacer mención al consumo que pueda tener el aplique de pared.

  • Si estamos hablando del uso de una bombilla incandescente, el consumo puede oscilar entre los 60 y 100W.
  • La potencia de las luces fluorescentes estará comprendida entre 16-24 W.
  • Y si nos decantamos por la tecnología LED, la potencia sería comprendida entre los 10-15W.

5.     Materiales

Además, en relación a los materiales podemos encontrar muchas opciones de apliques. El plástico, metal o cristal son los materiales más recomendados para la fabricación de estos dispositivos.

El cristal suele ser el que más destaca, especialmente si se combina con detalles cromados.

Ten en cuenta estos criterios y podrás elegir los mejores apliques para el dormitorio, o para cualquier otro lugar.

Ir arriba