Coches de lujo

Comprar un coche de lujo es bastante difícil, y lleva su buen tiempo hasta que con mucho sacrificio y algo de suerte podemos hacernos con él. Sin embargo, la experiencia demuestra que mucho más sencillo puede ser hacer desaparecer un coche lujoso, considerando al menos lo que sucedió recientemente en un famoso museo de vehículos, en Kentucky, Estados Unidos.

El caso es que las autoridades locales acudieron al llamado de los cuidadores del lugar, quienes le manifestaron que sin entender cómo, “un agujero gigante que se formó en el piso, se había tragado ocho autos de lujo que estaban exhibidos allí”. Claro, si no crees lo que te decimos, al final del artículo podrás encontrar las grabaciones de las cámaras de seguridad al respecto, y comprobar cómo, efectivamente el suelo se los “come”.

De acuerdo a lo que las mismas pericias determinaron posteriormente, el agujero era de cerca de 12 metros de diámetro y de 8 a 9 metros de profundidad, y no se tenía ni idea de los problemas edilicios que afectaban al galpón sino hasta que se produjo el inconveniente. Claro, para ese momento las cámaras habían registrado el suceso y es así como podemos verlo en vivo y en directo.

Para desesperación de los dueños, horas luego de sucedido el incidente, los encargados del lugar seguían aún intentando recuperar los ocho Corvettes caídos en el hueco, mientras algunos otros empleados de menor rango no tardaron demasiado tiempo en difundir las imágenes que por estas horas se han hecho famosas en todo el mundo.

Para colmo de males, se ha anunciado al respecto que dos de los coches eran especialmente importantes, pues habían sido prestados al museo por General Motors. Entre los estables, en tanto, habían algunos otros de relevancia, como por ejemplo un Corvette de 1962, el Corvette número un millón, de 1992, y un modelo construido en 1993 para celebrar el aniversario de la marca.

También te puede interesar:   Continental GT3, el deportivo de Bentley