Hace años, las operaciones de estética eran cosa de ricos y artistas. Pocas personas se podían permitir cambiar su imagen de este modo. Hoy la cosa es muy diferente, y pasar por la consulta de un cirujano plástico no solo no es asequible, sino que se ha convertido en una de las alternativas más consultadas para cambiar tu imagen.

Si te estás planteando someterte a un tratamiento de este tipo, la clínica de estética garcia-dihinx.com, con décadas de experiencia en este tipo de intervenciones, ofrece algunos consejos.

Siempre en clínicas especializadas y acreditadas

Una operación de estética es como cualquier otra intervención quirúrgica. Y al igual que no se te ocurriría ir a otro lugar que no fuera un hospital para que te extirpen el apéndice, tampoco puedes someterte a un cambio de aspecto en un sitio en el que no trabajen expertos. Y no basta con que aseguren que saben lo que hacen, sino que tienes que asegurarte de que cuentan con personal cualificado y acreditado para realizar estos trabajos.

Para asegurarte, puedes hacer una consulta en el registro de colegios médicos correspondiente al país en el que estás. Es una operación simple y que te dará la tranquilidad de ponerte en buenas manos.

No te quedes con dudas

Si estando en la consulta te surge alguna pregunta, siéntete libre de preguntar todo lo que quieras y espera que el médico te de una respuesta a cada una. Es importante que acudas a la operación con toda la información que consideres relevante.

Si hay algo que no te convence, o alguna de las dudas que tienes se queda sin resolver, no lo permitas. Es muy importante que no haya cabos sueltos ni malos entendidos, ya que al firmar un consentimiento informado antes de la operación, se entiende que todo ha quedado claro.

También te puede interesar:   Berni Rodríguez será operado para acortar los plazos de recuperación

Después de la operación debe haber seguimiento

El proceso de una operación de cirugía estética no acaba cuando sales de la clínica. Incluso si se trata de algo sencillo que no necesita pasar tiempo hospitalizado, el postoperatorio no es una opción. Deberá haber un seguimiento y tendrás que ir a revisión hasta que el especialista dé por concluido el proceso.

Este seguimiento también debe estar a cargo de personal cualificado. Puede ser el propio cirujano que realizó la intervención o algún miembro de su equipo que esté supervisado por él. Además, recibirás una serie de consejos para que en el futuro la operación continúe dando los mejores resultados.

No te fíes de las ofertas

Aunque se trate de un cambio estético, estas operaciones no son como un corte de pelo o salir a comprar ropa. Así que no te concentres solo en el precio que se ofrece. Y mucho menos te dejes llevar por las promociones que se anuncian a bombo y platillo, porque detrás de estas suele haber gente con poca o ninguna cualificación. Es cierto que en estas operaciones rige la ley de la oferta y la demanda, y que puede que haya clínicas que tengan precios algo mejores que otras por los mismos servicios. Pero lo que importa de verdad es la calidad y los resultados, algo que no se puede medir en dinero. Ten en cuenta que si algo es demasiado económico como para ser verdad, es porque no lo es.

El mundo de la cirugía estética lamentablemente no está exento de intrusismo, una práctica ilegal que además supone un riesgo para la salud que no te puedes permitir. Si quieres pasar por quirófano para cambiar algo de tu aspecto, perfecto. Pero que sea siempre de la mano de cirujanos profesionales que garanticen unos resultados de calidad.

También te puede interesar:   El 54% de los hombres españoles activa su Operación Bikini