Cinco consejos para mantener el coche a resguardo del valor del verano

En verano el gran protagonista de los días y las noches es el calor. Gracias a él podemos divertirnos con baño refrescante en el mar o en la piscina, con familia o amigos. Pero, también hay consecuencias negativas, y el calentamiento del interior del coche es una de ellas. A veces se alcanzan temperaturas insostenibles. Por esto, y ya que no siempre hay disponible sombra al aparcar para disminuir el tiempo de exposición solar, la multinacional líder en servicios técnicos de seguridad y certificación líder a nivel mundial, TÜV Rheinland, comparte cinco trucos para mantener más fresco nuestro coche.

Cinco consejos para mantener el coche a resguardo del valor del verano 1

Protege el interior: Puedes utilizar parasoles traseros y delanteros. Así reduces de manera notable los efectos del sol en el interior del vehículo. Este gesto simple, ayuda a que el volante no alcance temperaturas elevadas, algo que también se puede conseguir usando protectores de volante.

Lava frecuentemente el vehículo: Realizar un lavado del vehículo es recomendable en todas las etapas del año, pero en los meses de verano es aún más importante porque ayuda a reducir de manera notable la temperatura de la carrocería y otros componentes, mitigando así los efectos de la exposición solar prolongada y posibles efectos negativos para la mecánica. Eso sí, es recomendable hacerlo durante la tarde o la noche porque durante el día el vehículo absorbe el calor más rápidamente, llegando incluso a producir daños en pintura y carrocería.

Baja las ventanillas: Antes de arrancar el coche, se recomienda bajar unos minutos las ventanillas, para que se iguale la temperatura del interior y el exterior. Además, esto logra que al conectar el aire acondicionado se realice un esfuerzo menor, alargando su vida útil.

También te puede interesar:   La colección de coches de Paul Walker

Cristales tintados: En los vehículos con cristales de este tipo, hay una ventaja en los días de mayor impacto térmico. Reducen el efecto de los rayos solares y la temperatura interior del habitáculo. Ten en cuenta que, para oscurecer las lunas de tu vehículo, hay que usar láminas homologadas y estas solamente se pueden poner en los cristales laterales posteriores y en la luna trasera.

Funda para el vehículo completo: Esta es la mejor opción para aquellas personas que van a dejar el coche aparcado varios días de corrido, o para los que no se quieren preocupar por el movimiento del sol aunque esté aparcado a la sombra en un momento dado. Estas fundas abarcan todo el coche y lo protegen de los rayos solares. Incluso, si dejamos puestos los parasoles bajo la funda y las ventanillas algo bajas, podemos aumentar su efectividad. Esta medida resulta también una de las más efectivas a la hora de proteger la pintura del vehículo que sufre ante la exposición solar y en la que pueden aparecer manchas o pérdidas de color.

De acuerdo al director del área de Movilidad de TÜV Rheinland en España, Rodrigo Radovan: “proteger adecuadamente nuestro vehículo de los efectos del sol y el calor durante los meses de verano es una de las acciones que todas las personas comprometidas con el cuidado del coche deberían llevar a cabo, al mismo tiempo que mejorará el confort de los usuarios en cada trayecto”.

Artículo anteriorEspaña entre los 3 países de Europa con mayor digitalización de trabajadores sin lugar fijo
Artículo siguienteCiudades inteligentes, un futuro que ya es una realidad