Tras sufrir una profunda reforma, el próximo mes de marzo se volverán a abrir las puertas del Gran Hotel Inglés, el hotel de lujo más antiguo de Madrid. Además del lavado de cara que ha sufrido, tanto por dentro como por fuera, también se ha reformado su cocina, siendo la principal novedad la presencia del famoso chef Willy Moya, un amante de la buena cocina y que se hará cargo del restaurante Lobo 8 del hotel. Para sorprender a los comensales, está trabajando para preparar una oferta culinaria llena de sorpresas.

Willy Moya lleva una larga carrera de éxito entre fogones, dentro y fuera de España. Poseedor del Gran Diploma de Cocina y Pastelería de Le Cordon Bleu, a lo largo de una amplia trayectoria culinaria ha destacado como chef ejecutivo del Hotel Alfonso XIII de Sevilla, el restaurante Cantinery de Estambul, o como chef y propietario del popular restaurante Poncio Triana de Sevilla, premiado con un Sol en la guía Campsa. Desde el mes de diciembre, Willy está con su equipo al frente de los fogones del Gran Hotel Inglés.

Apertura inminente en marzo

Willy Moya ha llegado al Gran Hotel Inglés rodeado de su equipo de 12 profesionales, un equipo que viene trabajando en nuevas recetas y platos en las cocinas del hotel desde el pasado mes de diciembre. Todos estos platos podrán ser disfrutadas en su restaurante Lobo 8 y con su lobby bar LobByto. Su intención es convertir a este hotel en el señor de los ambientes más auténticos y exclusivos de Madrid.

Lo que pretende el chef es rescatar la gastronomía más tradicional española con las técnicas de cocina de vanguardia más innovadora. Entre otras cosas, ha intentado recuperar antiguas recetas o menús de banquetes que se servían en el hotel cuando abrió sus puertas en 1886. Toda una declaración de intenciones del chef.

También te puede interesar:   1 de cada 5 bajas laborales en España es por culpa de la gripe

Recuperar un icono del Barrio de las Letras

Desde su construcción en el año 1853, el Gran Hotel Inglés se ha caracterizado como un espacio singular y único. Tuvo el honor de ser el primer hotel de Madrid en contar con un restaurante, además de ser construido en una de las primeras calles que contaron con suministro eléctrico. Esto hizo que se convirtiera en todo un icono social y cultural. Con la reforma llevada a cabo, se intenta recuperar todo ese glamour.

En LobByto, el majestuoso hall visible a través de sus grandes vidrieras a la calle Echegaray, se ha querido rendir homenaje a la historia del hotel como punto de encuentro para vanguardistas e intelectuales. En este lugar se podrá disfrutar del mejor desayuno de Madrid, un vermout a media mañana, una merienda española de chocolate con churros, una cena casual e incluyo los cócteles que están marcando tendencias.

Dentro del hotel, se encuentra el Salón de las Letras, un salón donde se intentará fomentar encuentros de intelectuales. También dispone de dos grandes salones para eventos de todo tipo y que estarán ambientados en el Gran Gatsby.