charlie sheen

Charlie Sheen ha sido estrella desde su juventud, nacido como Carlos Irwin Estévez,  el hijo menor del actor de origen español e irlandés, Martin Sheen. Aunque tuvo una juventud un tanto calma hasta antes de los 16 años, cuando recibió un Ferrari como regalo de cumpleaños y dejó de atender sus estudios y se involucró en las drogas, por lo que fue expulsado poco antes de la graduación.  Su carrera como actor comenzó a ascender en 1986 con la película  Platoon y en  1987 , Wall Street.

Luego de un tiempo de poco éxito, volvió a la televisión coronándose como un gran producto televisivo con dos exitosas series,  Charlie Crawford en Spin City y como Charlie Harper en Two and a Half Men. Para el  2010, Sheen fue el actor mejor pagado de la televisión, ganando 1,8 millones de dólares estadounidenses por episodio en la serie Two and a Half Men.

Pero pronto su vida alocada marcada por el abuso de las drogas y el alcohol, le traería un escándaloso despido que le llevó a perder ingresos millonarios, con lo que ha resultado ser el escándalo más caro del 2012. La vida personal de Sheen llena de escándalos en hoteles, y denuncias de violencia doméstica, lo volvieron inconstante en el trabajo, alterando el ritmo de la serie que por entonces se colocaba entre las de mayor audencia.

En medio de la situación estresante de una estrella siempre de escapada a fiestas y demás, las cosas comenzaron a ir realmente mal, cuando Charlie Sheen decidió hablar mal de escritores y director de la serie, por tal razón fue despedido de su papel en Two and a Half Men por CBS y por ello dejo de percibir los $1,25 millones por episodio para los que había sido contratado, así que desempleado y en rehabilitación perdió nada menos que  $36 millones, un salario de lujo.

También te puede interesar:   Vete de luna de miel como Megan Fox

Imagen: Vía