Existe entre los posibles usuarios de vehículos totalmente eléctricos una preocupación acerca de encontrar estaciones de carga suficientes. La empresa Ford presentó un concepto que podría ayudar a disipar esta preocupación, aprovechando la utilización de big data para identificar los lugares más beneficiosos para la localización de nuevos puntos de carga rápida.

Los científicos especializados en datos de la compañía han creado un algoritmo basado en datos que surgen de más de un 1 millón de kilómetros de conducción, incluyendo lugares donde se detuvieron los vehículos, y así identificar puntos que podrían ayudar a los conductores a integrar la carga dentro de las rutinas de manejo.

El análisis en profundidad del área metropolitana en Londres permitió llegar a conclusiones importantes para el diseño urbanístico. “El objetivo es ser capaces de aprovechar, analizar y aprovechar las enormes cantidades de datos que están disponibles a través del uso de vehículos existentes puede marcar una diferencia real en lo fácil que nos resultará movernos por las ciudades del futuro”, aseguró asegurado John Scott, jefe de proyecto de City Data Solutions de Ford Mobility. “En Ford tenemos el compromiso de ofrecer vehículos inteligentes para un mundo inteligente, incluyendo vehículos eléctricos que contribuirán a que ciudades y pueblos sean más limpios y silenciosos. Pero también queremos intentar utilizar los datos para ayudar a mejorar la eficiencia de la inversión en la infraestructura necesaria para apoyar ese enfoque”.

Análisis de la movilidad vehicular en Londres

El informe fue publicado en diciembre de 2018, Ford equipó 160 furgonetas conectadas a un dispositivo enchufable para registrar los datos de los trayectos. Los participantes generaron más de 500 millones de puntos de datos que fueron enviados a la nube para ser analizados. Estos datos se recogieron durante ocho meses, y luego el equipo de Global Data Insight and Analytics de Ford identificó cuáles serían los mejores puntos de carga para una flota.

También te puede interesar:   ACEA

Los vehículos de las pruebas no eran eléctricos, pero se hicieron las mediciones necesarias para entender cómo hubiera sido el rendimiento y la necesidad de recargas en caso de que lo fueran. El análisis estuvo basado en el desplazamiento, detención y tiempos que utilizaban los vehículos para así integrar la carga en los trayectos más habituales por la ciudad.

El análisis concluyó que los operadores fueron mejorando la carga efectiva de los vehículos predominantemente en las bases, a medida que pasaba el tiempo. Las estaciones de carga rápida pueden ofrecer hasta un 80 por ciento de carga de batería en procesos de 30 a 40 minutos. Esta es una cifra notable teniendo en cuenta que hay más de 1 millón de coches eléctricos en Europa, y se espera que para 2040 este tipo de vehículos representen el mayor porcentaje de venta de coches.

Ford responde a la preocupación por los puntos de carga

Atendiendo a esta preocupación de cara al aumento de vehículos eléctricos, Ford anunció el trabajo de su área de big data para detectar formas inteligentes de distribuir los puntos de carga y así garantizar fluidez en el tránsito. Además se busca ayudar a lograr ciudades más seguras, limpias y menos saturadas.

La empresa automovilística también presento su nueva gama de vehículos eléctricos bajo el sello Ford Hybrid. Contará con 16 modelos electrificados que van desde compactos hasta SUVs, y modelos pensados para el transporte de pasajeros. Todos totalmente eléctricos. En el futuro, estos vehículos contarán con el apoyo del consorcio IONITY, cuyo objetivos es la construcción de 400 estaciones en lugares clave de Europa para 2020. “La electrificación cambia el modo en que conducimos y repostamos nuestros vehículos. Somos conscientes de que el tiempo y el comportamiento de carga son fundamentalmente diferentes para los vehículos eléctricos con respecto a los modelos tradicionales, en los que la recarga con gasolina o gasóleo puede realizarse en tan sólo 5 minutos”, afirmo Scott.

También te puede interesar:   Por qué no es el turno del coche eléctrico

Cuidando el medio ambiente

Los participantes del proyecto que derivó en este informe de Ford dieron su consentimiento para que los datos fueran recogidos y analizados, y fueron invitados a participar de la investigación a través de grandes propietarios de flotas. Se reclutaron operadores independientes para la prueba a través de un proveedor de servicios externo.

Desde el 1 de septiembre de 2017, algunos de los vehículos nuevos vienen siendo homologados ´por el Procedimietno Armonizado mundial de Pruebas de Vehículos Ligeros (WLTP) de acuerdo con (UE) 2017/1151, modificado en último lugar, que es un nuevo procedimiento de prueba más realista para medir el consumo de combustible y las emisiones de CO2. Se están registrando bajas en las emisiones de CO2 y reducción del consumo de combustible gracias a estas nuevas medidas.