Brasil sin jogo bonito gana 2-1 a Corea del Norte

Maicon marca con Brasil ante Corea del Norte

Este Mundial de fútbol empieza a ser preocupante, las grandes candidatas de hoy y de siempre parecen estar desaparecidas, ayer fue el turno de Brasil con una primera parte para olvidar ante Corea del Norte, y con una segunda parte floja en la que resolvieron las individualidades ante una desconocida selección.

Es preocupante ver que la pentacampeona del mundo plagada de estrella de renombre no solvente un partido ante Corea del Norte, también es preocupante que Kaká no de señales de recuperación ante una selección bastante floja, pero desde el punto de vista español empieza a ser preocupante que una selección como Brasil que en cualquier momento puede despertar parece que va a tener dificultades para ser primera de grupo, algo que puede ponerla en el camino de España antes de tiempo.

Brasil se presentó en el primer partido ante Corea del Norte con su tarjeta de visita en la que pone que han ganado 5 mundiales, son los actuales campeones de la Copa Confederaciones y actuales campeones latinoamericanos, pero tuvo una primera parte para olvidar en la que a los norcoreanos les bastó con un buen planteamiento defensivo para parar a los brasileños.

La segunda parte al menos nos dió goles, que no buen fútbol. Maicon, el más peligroso ayer, aprovechó el hueco que dejó el meta Myong Guk para batirle por el palo del portero, error de bulto del portero coreano. El segundo, que no de la tranquilidad lo puso Elano tras un buen pase de Robinho, el único que parece tener una marcha más para desequilibrar en ataque. Pero Ji Yun Nam acortó distancias casi con el tiempo cumplido, dejando en evidencia las carencias brasileñas y poniendo la duda en el ambiente, pues con este juego Brasil puede quedar fuera a las primeras de cambio ante Portugal y Costa de Marfil.

También te puede interesar:   Neymar hace brillar a Brasil

Ver clasificación y resultados grupo G.

Artículo anteriorCosta de Marfil y Portugal empatan a cero
Artículo siguienteAnálisis grupo H Mundial Sudáfrica 2010