Brasil-Croacia: 1-0 y gracias.

Brasil      1           

Croacia   0

cafu.jpgUn latigazo del milanista Kaká en el minuto 44 bastó para que los brasileños se llevasen los tres puntos, aunque no sin sufrimiento.

Todo estaba preparado. Brasil debutaba en el mundial de Alemania. El aspecto del estadio impresionaba tanto por el colorido de las gradas como por el estado perfecto del terreno de juego. «El que no juega en un estadio y en un césped así es porque el mister no le pone». Y como no, las estrellas sobre el terreno de juego completaban el espectáculo que se avecinaba. Tantas espectativas creadas, tanta estrella y al final Brasil acabó pidiendo la hora ante un combinado croata que de jugar como lo hizo dará guerra en este mundial.

Dos equipos, sobre el papel desiguales, dos planteamientos completamente diferentes. Brasil salió con un esquema de juego absolutamente ofensivo, con Adriano y Ronaldo como puntas y detrás de ellos la magia de Ronaldinho y Kaká para abastecerlos de asistencias. Zé Roberto y Emerson como mediocentros, quedando éste último como más retrasado y guardando el equilibrio en el mediocampo. La zaga estaba compuesta por el incombustible y jugador que mas veces ha vestido la camiseta de la selección brasileña, Cafú como lateral derecho con Lucio y Juan como centrales y Roberto Carlos por la izquierda . Finalmente Dida de portero.

Los croatas por contra salieron con un planteamiento defensivo y con bastante timidez, algo normal teniendo en cuenta que se enfrentaban a la pentacampeona Brasil. Anularon absolutamente a los dos puntas brasileños e intentaron mantener a raya a Kaká y Ronaldinho. Fue en la segunda parte cuando los croatas se soltaron la melena y se fueron al ataque poniendo en serios apuros a la zaga brasileña y obligando a Dida a hacer de salvador para su equipo.

Brasil lo pasó mal ya que los laterales se incorporaban a la vez dejando a los dos centrales y Emerson para contrarrestar las contras que lanzaba Croacia y que estuvieron a punto de costarle el empate, incluso el partido, ya que Prso leía perfectamente las lagunas tácticas de los brasileños cayendo a las bandas y sembrando el desconcierto. Ronaldo y Adriano se estorbaban continuamente y no aparecieron ninguno de los dos. Muy fallones. Sólo destacar la movilidad, el estado de forma y la potencia de Kaká que se inventó un control magistral y un zurdazo ante el que nada pudo hacer Pletikosa. Ronaldinho muy voluntarioso pero tampoco fue su noche aunque pudo marcar de cabeza en el min.61. En fin un equipo, el brasileño, muy desdibujado y que se vio contra las cuerdas en la segunda parte con las acometidas de los croatas, a lo que Brasil respondía con coletazos que a punto estuvieron de suponer un inmerecido 2-0.

Esperemos ver a Brasil sacando la «magia» que se supone que tiene que poner ya que contra Croacia mil millonnes de personas (que era la cifra estimada que iban a seguir el partido en todo el mundo) se quedaron con las ganas de ver el espectáculo que prometen los brasileños.

Ir arriba