Hay que cuidar la línea y todas esas cosas. La vida elegante y sofisticada exige unos cuidados físicos importantes. Mejor montarnos en nuestro Porsche Boxter S color verde con una figura estilizada… pero un bombón siempre viene bien, para qué lo vamos a negar. La firma de bombones y chocolates Neuhaus es una de las más importantes del mundo gracias a su experiencia en el tratamiento y fabricación de los mejores dulces. Unos bombones de lujo para endulzarnos la vida entre pesadas reuniones de negocios.

Neuhaus es una marca que nace a mediados del siglo XIX en Bélgica. En 1857 Jean Neuhaus llega de Neuchâtel y se instala en la y prestigiosa “Galería de la Reina” de Bruselas. Allí abre una confitería farmacéutica donde se venden pastillas para la tos, regaliz y otras barritas de chocolate amargo elaboradas en la trastienda.

En 1912, Jean Neuhaus junior, nieto del fundador, se pone al frente del negocio. Deja rienda suelta a su creatividad y crea el primer bombón de chocolate relleno que bautiza con el nombre de “praliné” (bombón). Y de ahí a la eternidad. A este hombre deberemos agradecer por siempre la confección de esta obra de arte de la dulzura.

Neuhaus pronto se convierte en una firma de referencia en el mundo de los bombones y los dulces y su presencia comercial y social en Bélgica se hace notar, por ejemplo con el enlace real de los monarcas belgas. En 1959 y 1960 se celebra el enlace de su Rey Balduino con Fabiola, así como el de su Príncipe Alberto con Paola. Para esta ocasión Neuhaus crea 4 bombones reales llamados Balduino, Fabiola, Albert y Paola.

En la actualidad, el grupo Neuhaus es un productor independiente de bombones y otras exquisiteces de chocolate en el sector del chocolate de lujo. Neuhaus está presente en más de 50 países con 1500 puntos de venta.

También te puede interesar:   Málaga será la sede del primer Outlet de lujo en España

Ya sabes, si buscas un bombón de lujo con historia,  Neuhaus es la opción perfecta.