“Blue Valentine”: una historia de amor independiente

Blue Valentine” es una de las cintas más promocionados de Sundance. Lo cierto es que posee todos los ingredientes de un perfecto film independiente: un director de documentales y cortometrajes como Derek Cianfrance, el equipo creativo de “Half Nelson” y “Stephanie Daley” y dos actores abocados hace tiempo a contar historias pequeñas y poco convencionales como Michelle Williams y Ryan Gosling.

“Blue Valentine”: una historia de amor independiente 5

Dean y Cindy conforman un matrimonio de Pennsylvania. Él pinta casas y ella es residente en el hospital local. Tienen una niña y el perro de la familia acaba de fallecer. Estos pequeños indicios típicamente independientes contextualizan un film que verdaderamente se focaliza en la vida de una pareja joven.

Él es impulsivo y ella carga con la responsabilidad del hogar. Una noche, Dean convence a Cindy de pasar una velada romántica de alcohol y sexo en un motel. La habitación escogida, “Future Room”, los invita a cuestionar la relación y el rumbo que está tomando.

La película salta en el tiempo para rememorar un pasado más simple, con una estética de 16 milimetros.

Una escena erótica valió la calificación del film como Apto para Mayores de 18 años. Si bien esta censura tomó al elenco por sorpresa, Williams se siente orgullosa de su rol: «Pensé: nunca he visto eso antes en una película y estoy orgullosa de ser la primera. Bien por nosotros por hacer que eso ocurriera. Como la mujer en esta situación, no encontré absolutamente nada escandaloso, de mal gusto o asqueroso sobre eso».

Lo que sólo adultos pueden ver es una escena explícita donde el personaje de Williams le practica sexo oral a su marido. ¡Qué escandaloso!

El montaje, las actuaciones y la intimidad de los planos logran materializar la complejidad de las relaciones humanas. Da gusto toparse con este tipo de reflexiones en pantalla grande.

Ir arriba