La verdadera historia de Blancanieves

La verdadera historia de Blancanieves 9

Este es el año de Blancanieves. Entre Mirror, mirror, Blancanieves y la leyenda del cazador y la serie Once Upon a Time, el que a estas alturas no conozca y la historia es que vive aislado en su mundo. Pero, ¿realmente conoces la verdadera historia de Blancanieves?

Todos sabemos el cuento de Disney, el de los enanitos, la manzana roja y el beso del príncipe. Pero en sus orígenes, el cuento recopilado por los hermanos Grimm tenía muchos más elementos. Por ejemplo, la reina intentó hasta tres veces matar a Blancanieves después de que el cazador la dejara marchar.

Primero, disfrazada de vendedora de cintas, asfixió a Blancanieves con una cinta para el cuello, pero los enanos – que en otros cuentos eran ladrones – lograron quitársela a tiempo y revivirla.

La verdadera historia de Blancanieves 10

Después lo intentó con un peine mágico. Se disfraza de persona mayor – el disfraz que todos conocemos – y le ofrece un peine envenenado. Aunque aquí Blancanieves ya es un poco más lista y se resiste a que la mujer le ponga el peine. La madrastra consigue arañarla y de nuevo, Blancanieves cae inconsciente. Pero los enanos vuelven a salvarla quitándole el objeto encantado y curándole la herida.

La verdadera historia de Blancanieves 11

Y por último – a la tercera va la definitiva – lo intenta con la manzana. Vestida como la esposa de un granjero, la bruja le ofrece la manzana partiéndola por la mitad y dando a Blancanieves una parte envenenada. Cuando se la come, cae desmayada y los enanos no pueden hacer nada por ella. La meten en un ataúd de cristal y entonces, llega el príncipe.

Pero, ¿pensabas que ahora venía el beso de amor? No. Blancanieves se despierta porque durante el traslado al castillo del príncipe, que se ha enamorado de ella y pide llevársela a su reino, la carreta donde la transportan pasa por un bache. Y con el movimiento brusco, el trozo de manzana atascado en la garganta de Blancanieves, se mueve. Adiós romanticismo. El beso viene después, eso sí.

Y tampoco los protagonistas son tan buenos y benevolentes como nos cuentan. Porque cuando descubren a la bruja en su banquete de bodas, preparan unos zapatos de hierro y los calientan al rojo vivo. La madrastra es condenada a bailar hasta la muerte.

¿Qué te parece esta historia? ¿Te quedas con la original o con las adaptaciones?

Scroll al inicio