Beneficios de las luces V-16 al conducir con niños

Con el mes de septiembre, las familias empiezan a regresar a sus rutinas. Esto implica la vuelta al trabajo y el comienzo de un nuevo curso escolar y los viajes de ida y vuelta para recoger a los niños del colegio. Al aumentar la presencia de vehículos en la carretera, también aumenta el riesgo de que alguno se quede parado en el arcén por incidencias, algo que hasta este verano podía implicar un riesgo tanto para el conductor, como para los demás ocupantes.

Beneficios de las luces V-16 al conducir con niños 3

Hasta el 1 de julio de 2021, cuando entró en vigor el Real Decreto de Auxilio en Carretera, si un vehículo quedaba detenido en el arcén tenía que llevarse adelante el procedimiento de señalización que contemplaba la ley, para avisar al resto de los usuarios de la vía que estaba ocurriendo un problema. El conductor debía salir del habitáculo, vistiendo el chaleco refractante, colocar los triángulos reglamentarios a 50 metros del vehículo. En caso de viajar con menores, esto suponía un problema.

Sin embargo, actualmente la situación cambió. La nueva normativa exime a los implicados de correr el riesgo de andar por el arcén gracias a la aprobación del uso de la luz V-16 como un sustituto legal de los triángulos de emergencia. A su vez, el decreto contempla que tanto el conductor como los pasajeros únicamente podrán salir del automóvil en caso de que “exista un lugar seguro fuera de la plataforma de circulación”. Un proceso que, hasta ahora, resultaba especialmente peligroso cuando los otros ocupantes del vehículo eran menores.

Las luces V-16 permiten que conducir con niños sea mucho más seguro

Hay numerosos motivos por los que un coche puede sufrir una incidencia que le lleve a quedar inmovilizado en el arcén, y todos ellos suceden en el momento menos esperado. El problema que ocurría hasta hace poco era que si el conductor únicamente estaba acompañado por uno o varios menores, debía dejarlos solos para colocar los elementos de pre-señalización. Posteriormente, había que trasladarlos al exterior hasta que llegara la ayuda en carretera.

Cualquier de los procesos, resultaba un riesgo para todos los pasajeros, pero sobre todo para los más pequeños, ya que los movimientos de los niños son completamente impredecibles. Especialmente en situaciones de mucha tensión.

Al utilizar dispositivos V-16, como Help Flash, y con la aprobación del nuevo Real Decreto, la DGT apunta a reducir el número de accidentes ocasionados tras la inmovilización de un vehículo en carretera.

Uso de las luces y procedimientos a seguir en caso de incidente

El beneficio principal de estas balizas luminosas es que, gracias al potente imán que incorporan, se pueden colocar desde el interior del vehículo con solamente sacar el brazo por la ventanilla. Su tamaño reducido permite adaptarse a cualquier superficie sin problema, ayudando a mantener vigilados en todo momento a los más pequeños, sin necesidad de causar alarma.

Además, el reflector led con el que cuenta, asegura que el vehículo sea visible en todas las direcciones a 1 kilómetro de distancia, tanto con baja luminosidad, como en condiciones meteorológicas adversas. Esto permite al conductor y los acompañantes trasladarse a un lugar alejado del arcén y la circulación, sin riesgo de impacto. Siendo, además, resistentes al agua y con una autonomía de 2,5 horas.

Ir arriba