Azhag el Carnicero, historias de Warhammer

Azhag fue una de las mayores amenazas del Viejo Mundo. Hasta que por fín se le dio muerte. El nombre del Kaudillo Orco resuena como una leyenda que aun provica miedo en algunos habitantes del Imperio, cuyos tatarabuelos vivieron en primera persona el terror que este poderoso y astuto Kaudillo Orco les provocó.

Azhag dentro de las historias de los Orcos y Goblins está considerado una celebridad solo comparable al reino de terror que causaban los orcos de Grimgor Piel Hierro. Y no es para menos, ya que fue uno de los orcos que mayores conquistas y triunfos consiguió en el Imperio.

azhag el carnicero

La Leyenda de Azhag, el orco más astuto de todos los tiempos

Azhag encontró una extraña corona brillante en un asedio orco a una ciudad perdida. Mientras caminaba por la detruida ciudad en llamas de repenta la vio, ahí estaba, brillando a destelladas entre un montón de escombros y polvo, esperándole a él, o al menos eso penso el Kaudillo Orco.

Desde el momento en que la vio Azhag sintio una extraña sensación de deseo hacia la corona y desde el momento en que se la puso sobre la cabeza ya nunca se la volvió a quitar hasta el día de su muerte.

Un extraña sensación de conocimiento nigromántico muy extraño se adentro en la simple mente del orco y lo volvio más astuto y perspicaz en la batalla. Ahora el Kaudillo se sentía imbuido de un poder imparable, por un lado contaba con su fuerza bruta y su fiereza en batalla, a lo cual ahora debía sumar la astucia y los conocimientos arcanos que le proporcionaba la corona embrujada.

También te puede interesar:   Barranquillarte 2013, una feria internacional de arte contemporáneo

Lo que el gran orco no sabía es que el precio a pagar por los poderes que la corona maldita estaba proporcionando a Azhag iba a ser demasiado elevado, poco a poco iria adueñandose de su mente. Desde el momento en que el Kaudillo Orco se la puso en la cabeza ya estaba perdido.

Artículo anteriorEvangelion 3.33 You Can (Not) Redo
Artículo siguienteUn chino destroza su auto de lujo