Aston Martin se convierte en el coche de seguridad oficial de la Fórmula 1

Aston Martin regresará al Campeonato del Mundo de Fórmula 1 a finales de este mes, pero no solo lo hará como equipo, sino también ha sido la marca elegida como coche de seguridad y coche médico oficiales en las carreras.

En el caso del coche de seguridad, el modelo será el Aston Martin Vantage, una versión con equipamiento especial que ha sido refinado para desempeñar dicha función. Para ello, se han introducido mejoras en el chasis y la aerodinámica para garantizar las normas de la FIA. Por otro lado, el Aston Martin DBX será el que actúe como coche médico oficial.

Aston Martin Vantage: Safety Car oficial de la Formula 1®

Aston Martin se convierte en el coche de seguridad oficial de la Fórmula 1 5

Pilotado por el conductor designado por la FIA, Bernd Mayländer (Alemania), que lleva a los mandos del coche de seguridad de la F1® desde hace más de veinte años, el Aston Martin permanecerá a la espera en la calle de boxes durante la carrera.

Cuando la dirección de carrera así lo indique en caso de mal tiempo o accidente, este ex piloto de carreras y su copiloto, Richard Darker (Reino Unido), saltarán al circuito y se situarán en cabeza de carrera para controlar de forma segura el ritmo del grupo, neutralizar el evento y permitir que el personal del circuito gestione el incidente con seguridad.

Las temperaturas de los neumáticos de F1® pueden disminuir cuando los coches circulan a velocidades subóptimas; por lo tanto, resulta esencial que el coche de seguridad oficial de la Formula 1® mantenga tiempos de vuelta rápidos.  Esta responsabilidad hizo que Tobias Moers, director ejecutivo de Aston Martin Lagonda, encargara al equipo de ingeniería mejorar aún más el carácter deportivo del Vantage, centrándose en mejorar las prestaciones en el circuito y los tiempos de vuelta.

¿Los resultados? La potencia del motor V8 de 4,0 litros con turbocompresor doble ha aumentado 25 CV, hasta los 535 CV, lo que mejora notablemente las prestaciones, ya que acelera de 0 a 100 km/h en tan solo 3,5 segundos.  El par máximo de 685 N·m permanece inalterado, pero ahora se puede mantener durante más tiempo y, gracias a las mejoras adicionales de la transmisión, el conductor puede disfrutar de mayor sensibilidad, precisión y control durante los aumentos y las reducciones de marcha.  La parrilla con deflectores, combinada con un nuevo divisor delantero, genera una carga aerodinámica de 155,6 kg a 200 km/h; es decir, más de 60 kg superior a la del Vantage de serie a la misma velocidad.  También se han hecho modificaciones en la suspensión, la dirección y los amortiguadores, y se han modificado los refuerzos de los bajos para incrementar la rigidez estructural.  Todo esto, combinado con un completo kit aerodinámico y el uso de neumáticos de perfil más bajo, hace que el Aston Martin Vantage elegido como coche de seguridad oficial de la F1® cuente con todas las credenciales para recorrer los circuitos de Formula 1®.

Aston Martin goza de fama a nivel mundial por sus grandes éxitos en las competiciones automovilísticas; el más reciente de ellos es la victoria en varias categorías en las 24 horas de Le Mans del año pasado, que contribuyó a lograr el título de fabricantes del Campeonato del Mundo de Resistencia de la FIA.  Las evoluciones de diseño derivadas de estos éxitos han contribuido a mejorar los sistemas integrados en el coche de seguridad de la F1®.  Entre las exigencias específicas para el coche de seguridad se incluyen que el vehículo sea capaz de pasar de altas velocidades a funcionar al ralentí en la zona de boxes sin siquiera una vuelta de enfriamiento, por lo que un elemento esencial para sus prestaciones es un sistema robusto de gestión térmica.  Aston Martin, que ya había desarrollado un sistema de refrigeración de eficacia probada en condiciones y temperaturas extremas para el Vantage GT4 de competición, ganador de varios campeonatos, ha transferido esta tecnología al coche de seguridad; además, ha añadido nuevas tomas de aire en el capó para favorecer la refrigeración.

También te puede interesar:   Alonso logra una trabajada victoria en el Gran Premio de Singapur

Dado que lleva montados neumáticos Pirelli estándar de carretera, el coche de seguridad también está equipado con los mismos frenos cerámicos reforzados con fibra de carbono del Vantage de serie, que incorporan conductos adicionales para los frenos ocultos en la parrilla delantera para facilitar la refrigeración.

Los colores del coche de seguridad imitan los de la escudería Aston Martin Cognizant Formula One® Team, con una pintura de un nuevo color denominado 2021 Aston Martin Racing Green, creado específicamente para celebrar el regreso de la marca a la Formula 1® después de más de 60 años. Una raya de color Lime Essence realza el divisor delantero; este color es sinónimo de la exitosa trayectoria de Aston Martin en el mundo de la competición y se usó recientemente en el laureado Vantage que compitió en el Campeonato del Mundo de Resistencia de la FIA (WEC).  Asimismo, el coche de seguridad de la F1® resulta inconfundible debido a los prominentes distintivos que lo acreditan como tal, las antenas de radio montadas en la carrocería, la placa de matrícula trasera con LED y una barra de luces LED personalizada y montada en el techo, que ha sido desarrollada por Aston Martin.

La barra de luces se asienta sobre una plataforma de fibra de carbono, de tal forma que queda por encima de la línea del techo.  El perfil aerodinámico está diseñado para ofrecer la mínima resistencia posible y dirigir el flujo de aire de forma óptima hacia el enorme alerón trasero.  Las luces naranjas brillantes de los bordes exteriores de la barra de luces se iluminan cuando el coche de seguridad oficial de la Formula 1® entra en la pista.  Después, la luz ámbar intermitente central se ilumina una vez que el coche de seguridad se sitúa en su posición, delante del líder de la carrera, para indicar que nadie debe adelantar; dos luces verdes centrales se iluminan una vez que los coches de F1® pueden volver a adelantar de forma segura.  Los faros delanteros y las luces traseras también parpadean para facilitar la actuación segura del coche.  La placa de matrícula trasera muestra el indicativo “Safety Car” y está iluminada por LED para facilitar que resulte visible para los vehículos que circulen detrás sean cuales sean las condiciones meteorológicas.  La barra de luces también lleva fijada una cámara de visión trasera que transmite una imagen en tiempo real a un segundo retrovisor ubicado en el interior del habitáculo, lo que permite al copiloto controlar la actividad en la parte trasera.

Además, los asientos de serie del habitáculo se han sustituido por asientos de competición homologados por la FIA y equipados con un arnés de seguridad de seis puntos de anclaje idéntico al de los monoplazas de las escuderías de F1®. En el salpicadero hay dos pantallas que permiten al piloto y al copiloto ver la imagen de televisión en directo y diversa información personalizable, incluidos los tiempos de vuelta actualizados y la posición en el circuito de todos los coches que siguen en carrera.  En la consola central se han hecho importantes modificaciones.  El mando giratorio se ha retrasado a la posición del portavasos, y en su lugar se ha integrado un sistema de control con interruptores para ejecutar diversas acciones, como la activación de la sirena, la comunicación por radio y el control de los LED de la barra de luces. El sistema de señalización se ha integrado en el cuadro de instrumentos y el salpicadero, lo que permite al conductor y al copiloto comprobar de qué color es la bandera que esté ondeando en el circuito gracias a la iluminación de una luz LED de ese mismo color, imitando el sistema que también se incluye por norma en todos los monoplazas de las escuderías de F1®. También hay cámaras de televisión montadas en el techo y el interior del vehículo que posibilitan la retransmisión en directo.

También te puede interesar:   Volkswagen Touran con Park-Assist: anuncio televisivo y su versión KITT

El conductor del coche de seguridad, Bernd Mayländer, afirma lo siguiente: “Los fans de la Formula 1® de todo el mundo están encantados con la vuelta de Aston Martin a los circuitos, al igual que yo. El coche de seguridad oficial de la F1® es un vehículo bello y capaz que simboliza una nueva y apasionante era para Aston Martin”.

Aston Martin DBX: coche médico oficial de la Formula 1®

Aston Martin se convierte en el coche de seguridad oficial de la Fórmula 1 6

El Aston Martin DBX también compartirá las funciones de coche médico oficial de la Formula 1® esta temporada, con Alan van der Merwe (41 años, Sudáfrica) al volante.  Al igual que el coche de seguridad, el coche médico puede reconocerse por la pintura 2021 Aston Martin Racing Green con detalles de color Lime Green y por los prominentes distintivos que lo acreditan como coche médico de la FIA, la placa de matrícula trasera con LED y la barra de luces LED montada sobre las barras del techo.

El DBX, con el mismo motor V8 de 4 litros con turbocompresor doble que el DB11 y el Vantage, entrega una impresionante potencia de 550 CV y 700 N·m de par motor, lo que le permite acelerar de 0 a 100 km/h en solo 4,5 segundos, con una velocidad máxima de 291 km/h.  Todo esto garantiza que el equipo médico de la FIA pueda dar respuesta con eficacia a las emergencias.  Con el sonido inconfundible de Aston Martin, el sistema de escape activo confiere al DBX un aspecto y un sonido distintivos.

El coche médico oficial de la Formula 1® debe transportar una gran cantidad de material, como un voluminoso botiquín, un desfibrilador, dos extintores y un kit para quemaduras, y el DBX está perfectamente preparado gracias a los 632 litros de capacidad del maletero.

Aunque la tapicería del interior es totalmente representativa de la del vehículo de serie, el asiento trasero central se ha eliminado y los cuatro asientos restantes se han sustituido por asientos envolventes deportivos, cada uno de ellos equipado con un arnés de seguridad de seis puntos de anclaje.  Esto ofrece plazas para el conductor, Alan van der Merwe; para el Dr. Ian Roberts, el coordinador de respuesta médica de la Formula 1® designado por la FIA; y para un médico local, dejando una plaza libre por si algún incidente exige trasladar a un piloto a la calle de boxes.  Al igual que en el coche de seguridad, se han instalado dos pantallas en el salpicadero para disponer de imágenes de la carrera en tiempo real.  Una pantalla adicional se usa para leer datos biométricos en tiempo real gracias a la tecnología integrada en los guantes de los pilotos que, en caso de accidente, proporciona información crucial sobre su estado.  El coche médico también lleva instalados el sistema de señalización y el retrovisor con pantalla de cámara.

El desarrollo del coche de seguridad y el coche médico oficiales de la Formula 1® lo llevó a cabo el equipo de ingeniería de Aston Martin.  Ambos vehículos se han sometido a pruebas intensivas, como evaluaciones de durabilidad a altas velocidades y pruebas de conducción agresiva en circuito en las instalaciones de Aston Martin en Silverstone, en las que recorrieron casi 15.000 km en conjunto.  Los vehículos también se han sometido a pruebas en una cámara climática dinámica para garantizar que ofrezcan las prestaciones deseadas en todas las condiciones de carrera.

Los fans de Aston Martin podrán ver el Aston Martin Vantage que actuará como coche oficial de seguridad de la Formula 1® en acción por primera vez durante la prueba de pretemporada de tres días de duración que tendrá lugar en Baréin del 12 al 14 de marzo, y posteriormente durante la prueba inaugural del Campeonato del Mundo de Formula One® de la FIA, que se celebrará en ese mismo lugar dos semanas después.

El Gran Premio de Formula 1® Gulf Air de Baréin de 2021 se retransmitirá en directo el domingo 28 de marzo de 2021 a partir de las 16:00 GMT.

Artículo anteriorLa igualdad en la historia de los Grammy Awards
Artículo siguienteEl 64% de españoles prefiere comprar en pequeños comercios