Pues sí, aquí los tienes. A lo mejor te estás preguntando qué tienen que los hace tan caros, además, claro está de su diseño.

Pues la respuesta es la siguiente: son de Alexander McQueen. Lo cierto es que después de su repentina e inesperada muerte, los diseños de Alexander McQueen se han revalorizado bastante, y han adquirido precios muy altos.

Claro, que nunca fueron baratos…

Estos botines, en concreto, tienen oro en el tacón y en la plataforma, que además, tienen un labrado impresionante. Eso sí, cuestan 3895 euros. Claro, que el diseño y los materiales, de alta calidad, lo valen.

¿Te gusta el modelo? Aunque claro, digo yo que para lucir unos zapatos como estos, habrá que tener un vestuario acorde, ¿no?

Vía| Splendora

También te puede interesar:   Bares Toncelli, santuario del dios del vino