Ardaric Vaanes

Al escuchar el nombre de Ardaric Vaanes, nos viene a la mente la imagen de un Marine Espacial, el cual era miembro de la Guaria del Cuervocapítulo. Y dejó de serlo después de que el capitán de la sombra de la cuarta compañía de la Guardia del Cuervo diera sus últimas órdenes de batalla, y misteriosamente Vaanes desapareciera, abandonando a su pelotón con un grupo de otros Marines Espaciales que al igual que Vaanes, decidieron abandonar la orden. Después de esto, Vaanes fue declarado Enemigo Mortal.

Pero no iba a ser tan fácil como parecía atrapar a Vaanes, ya que rápidamente pasó a formar parte de los Corsarios Rojos, siguiendo las órdenes de Huron Blackheart. Y después, se separó para jurar lealtad al Príncipe Oscuro.

Tiempo más tarde, Vaanes se presentó como el auténtico líder de una cuadrilla de desterrados, de la cual formaban parte Uriel Ventris y Pasanius Lysane, dos ultramarines que llegaron a la cuadrilla tras haber sido exiliadas de un particular juramento de muerte. En un principio todo apuntaba a que iban a ser dos grandes fichajes, debido a su experiencia en la batalla y en la pelea, pero lo cierto es que no fue así. Ya que Uriel y Lysane únicamente miraban por si mismos, y no tenían ninguna consideración con el resto del grupo.

De modo que Vaanes se los llevó lejos para que no volvieran. Pero entonces fue cuando Vaanes se perdió, y tuvo que sobrevivir fuera de la fortaleza, hasta que se encontró con Honsou, el cual le ofreció como refugio la Guardia del Cuervo.

Una vez allí, Vaanes congenió muy bien, y debido a su destreza en la batalla y sus conocimientos, le asignaron el entrenamiento de un recién nacido, que sería un auténtico clon de Ventris que se escapó en el combate sin armas.

Ir arriba