La editorial Blakie Books recupera la primera novela del extraordinario escritor Enrique Jardiel Poncela, “Amor se Escribe sin hache”. El humor extravagante se mezcla con una buena dosis de situaciones y reflexiones absurdas para dar un resultado abrumador: una lectura compulsiva, interrumpida constantemente por las numerosas risas que, línea tras línea, el autor consigue arrancarle al lector. Ojalá muchas de las comedias que hoy se hacen, sea en la televisión o el cine, tuvieran la calidad de esta ópera prima.

Publicada por primera vez en 1928, “Amor se escribe sin hache” representa una parodia a las novelas románticas de manual, donde la magnificencia desmedida de los sentimientos puede con cualquier adversidad y el amor acaba triunfando de una manera absoluta, sin tipo de fisura, por la pareja protagonista. Jardiel Poncela río de este concepto color pastel mediante una historia fragmentada, interrumpida innumerables veces con situaciones delirantes y exageraciones inverosímiles que rozan, cuando menos, las brillantes de la realidad más terrenal: el absurdo.

El comienzo es toda una declaración de intenciones, el mismo autor pide abiertamente al lector que deje el ejemplar que acaba de comprar a algún conocido para verse en la obligación de comprar uno nuevo y, así, contribuir a su enriquecimiento personal. Seguidamente, Jardiel Poncela escribe su prólogo y aprovecha para hacer una descripción detallada de su aspecto físico por si alguna mujer, aunque él mismo afirma no ser muy agradecido, está interesada en intimar con él.

Fuente: rincón del vago

También te puede interesar:   "Solaris" de Stanislaw Lem 1