Alfa Romeo 156, un coche simple

Alfa Romeo 156 un coche simple

Alfa Romeo nuevamente presenta un modelo de aspecto simple, ya en el año 1998 comienzan con la estructuración de un concepto “la limpieza” en el diseño de un coche, solo así mas adelante lograran crear vehículos de características notables con diseños agradables y atractivos por la carencia de líneas y volúmenes innecesarios.

Alfa Romeo 156 todo un clásico

El modelo Alfa Romeo 156 es justamente uno de los propulsores, puesto que es fácil darse cuenta de que carece absolutamente de volúmenes importantes y de accesorios que entreguen una saturación a los sentidos. De un aspecto sencillo, puede ofrecer una elegancia a toda prueba, lo mismo que en su performance, la cual no deja nada a la imaginación.

Alfa Romeo 156 color gris

En el frontal se puede apreciar que la “gran parrilla” esta vez ha sido dejada a un lado con tal de ofrecer distinción y armonía en un modelo que podría mostrarse como el concepto de “coherencia”, “simpleza” y “serenidad”, tres cuestiones que pasaran la cuenta finalmente en los diseños a futuro de los italianos.

Analizando un poco más detalladamente este coche Alfa Romeo, se percata uno de inmediato que no posee aparatosos accesorios para el desempeño de funciones como la iluminación, por lo que se agradece enormemente hoy en día aquellos comienzos en que implementaron focos “no redondos” pero de aspecto serio, pues más adelante terminarán incorporando un tradicional foco redondo de estilo, aunque no se piense, demasiado atractivo.

Ir arriba