9 de cada 10 españoles cambiarían sus hábitos para ahorrar en su consumo energético, según Imagina Energía

A tres semanas de la entrada en vigor de la nueva factura de la luz, muchos usuarios han empezado a alterar sus hábitos de consumo energético. Un análisis más profundo sobre este nuevo contexto de la mano de Imagina Energía, primera energética 100% solar de España, dio como fruto un estudio que revela cómo el 90% de los españoles está dispuesto a cambiar su estilo de vida con tal de ahorrar en su factura de la luz.

9 de cada 10 españoles cambiarían sus hábitos para ahorrar en su consumo energético, según Imagina Energía 1

En la actualidad, el 58% de los españoles cree que está pagando más de lo que debería en su factura eléctrica, y cada vez hay mayor conciencia respecto del control energético de su hogar. Si bien España no es de los países europeos con el precio de la electricidad más alto, sí está entre que tienen mayores impuestos asociados.

La amplia diferencia del IVA español (21%) respecto a otros países como Portugal (6%), además de otros gravámenes como el Impuesto Especial sobre la Electricidad (5,11%) convierte finalmente a la factura de la luz española en una de las más caras de todo el continente.

Por todo ello, los españoles están dispuestos a modificar sus hábitos para evitar que siga incrementándose el coste de su factura. Las franjas horarias son un aspecto relevante para la mayoría de los consumidores, que declara haber introducido ya pautas de control energético para reducir su factura de la luz. Entre las principales medidas destacan el control y mantenimiento de electrodomésticos (46%) y el uso de iluminación natural o bombillas de bajo consumo (41%).

Mayor ahorro Vs Modelo personalizado

Ante este contexto, un 63% de los españoles apoya el nuevo modelo de factura eléctrica por dos motivos principales; el potencial ahorro de la nueva tarificación de franjas horarias (34%) y el mayor peso de la energía consumida en lugar de la potencia contratada (29%). Aunque la nueva factura también genera rechazo para un 37% de consumidores, que preferiría un modelo adaptado a sus necesidades, independientemente de las franjas.

También te puede interesar:   Historia del casino de Montecarlo

La pandemia también influirá en este nuevo paradigma energético. Un 62% de los jóvenes, de 25 a 34 años, cree que la crisis del Covid-19 influirá directamente en su factura de la luz. El 22% cree que teletrabajará más a menudo y el 40% afirma que se ha acostumbrado a salir menos y pasará más tiempo en casa. Los jóvenes son también el colectivo que más condiciona su consumo según el coste, puesto que hasta un 78% admite que el cambio de tarifa pautará su forma de consumir energía a partir de ahora.

Las tardes entresemana acaparan el mayor consumo

En cuanto a los momentos preferidos para tareas domésticas, la mayor parte de los españoles concentra actualmente su consumo energético por las tardes (44%) y las noches (37%). Las mañanas solo ocupan una cuarta parte (25%) del consumo de los usuarios, y para los jóvenes de 25 a 34 años esta franja horaria ni siquiera alcanza una quinta parte de su consumo (18%).

El mayor porcentaje en consumo de energía se presenta de lunes a viernes (65%), porcentaje que asciende hasta 69% entre los adultos de 55 a 70 años. Los fines de semana tan solo representan un 35% del consumo.

“Los hogares españoles están adaptando su consumo a las nuevas franjas horarias para controlar el precio y hacer un uso más consciente de la energía. Los españoles quieren ahorrar en su factura y tener más control de su coste energético y, además, contribuir a la sostenibilidad de las fuentes energéticas renovables. En este contexto, el autoconsumo será la formula energética con más crecimiento en los próximos años, tanto en el sector empresarial como en el residencial” afirma Santiago Chivite, Director General de Imagina Energía.

También te puede interesar:   Mercedes-Benz Clase V, lujo para ocho ocupantes
Artículo anterior5 consejos para cuidar tu salud en verano
Artículo siguienteEl fin de la energía atómica y el inicio de la energía Neutrinovoltaica en Alemania