3 películas de Josh Brolin para no perderse

Josh Brolin es un actor extraño. Un repaso por su carrera nos lleva de películas desconocidas como Los Goonies hasta buenos intentos como Mi nombre es Harvey Milk o No es país para viejos.

Hoy repasamos tres películas de Josh Brolin que no deberían faltar en nuestra filmoteca, ya sea que nos guste o no este actor, estas tres películas pueden ayudarnos a sentenciar nuestra opinión respecto de su rendimiento en la pantalla.

Josh Brolin

No es país para viejos

Una de las películas que salvo del olvido eterno la carrera de Josh Brolin. Dirigida por Joel y Ethan Coen, en esta cinta el actor encarno al anti-héroe que lo guiaría a lo largo de su carrear en los próximos proyectos.

Una cinta de acción y violencia que se desencadena cuando Moss encuentra dos millones de dólares en una camioneta rodeada de cadáveres y decide huir de un grupo de perseguidores que no dejarán títere con cabeza para lograr su cometido.

Mi nombre es Harvey Milk

En 2008 el director Guy Van Sant dirige a Brolin en el papel de Dan White, uno de los opositores más acérrimos del activista por los derechos de la comunidad homosexual Harvey Milk (Sean Penn).

La actuación de Brolin en el papel del villano de turno, sus excelentes diálogos con Penn y una sólida representación de la política y los prejuicios contra la homosexualidad de la época le valieron su primera nominación a los premios Oscar.

 Josh Brolin

Valor de ley

Otra de los hermanos Coen. Esta tercera película que no debería faltar en nuestra colección de películas de Brolin es divertida a la vez que sorprendente y cargada de acción. Una vez más interpreta al villano, pero aquí tiene un estilo ridículo, muy realista y con un código del honor propio.

La interpretación podría haber sido una más del montón pero se valió de un gran reparto para lograr un éxito pocas veces visto en la carrera de este singular y extraño actor de rendimientos muy variados en sus interpretaciones.

Ir arriba